31/8/11

La educación de los niños no se deja al azar

Andreina acompaña a Raquel a hacer las compras de útiles escolares y uniformes de sus dos hijos y observa que lleva una lista de lo que va a adquirir con los precios y el nombre de los establecimientos a visitar. Mira como revisa con cuidado la ropa y zapatos y busca la mejor relación precio valor de cada bien a adquirir y piensa que debe aprender para cuando ella y Argenis tengan niños en edad escolar, etapa que durará unos cuantos años.

La educación de los hijos es un tema que hay que tomar con mucha seriedad porque se trata de las herramientas, recursos y conocimientos que les ayuden a destacarse dentro del campo profesional en el que se vayan a desempeñar cuando sean adultos. Se debe considerar como una partida fija dentro del presupuesto familiar aún antes de convertirnos en padres, sobre todo en esta época en que la etapa educativa comienza a muy temprana edad y culmina, por lo menos, con un postgrado.

Gran cantidad de padres olvidan, cuando termina el año escolar que en dos meses comienza el siguiente, lo que implica volver a comprar materiales, uniformes, zapatos y el pago de la inscripción en el colegio. No hacen previsiones para estos gastos, usan todo el dinero del bono vacacional en el paseo de vacaciones y si reciben parte de las utilidades a mitad de año o una bonificación extraordinaria, no piensan que pueden reservar una parte para el inicio del próximo curso.

Los padres que comprenden que estos gastos formarán parte del presupuesto familiar durante muchos años buscarán la manera de hacer las reservas pertinentes. Con esto aseguran que, cada año, los niños lleguen a clase con todos los útiles necesarios y que, además, puedan participar en alguna actividad extraescolar como estudiar otro idioma, lo que se ha convertido en parte de la educación mínima con la que un niño debe contar.

Las compras inteligentes consideran aspectos como, por ejemplo, tener en cuenta que mientras mejor sea el material de los uniformes y zapatos mas lavadas van a resistir sin perder la forma y el color. La adquisición al mayor de cuadernos, lápices y creyones puede ser la alternativa para conseguir mejores precios por lo que vale la pena hacerla en grupo con otros padres. Acudir a los centros de intercambio de libros es una alternativa para atenuar el impacto al bolsillo del inicio de cada año escolar.

Definitivamente, piensa Andreína, tengo que aprender mucho acerca de los requerimientos que una buena educación exige en términos monetarios, sin considerar el tiempo que hay que dedicar a apoyar a los niños para que adquieran disciplina en el uso de los materiales escolares y el hábito de estudiar como parte de sus vidas. La educación de los hombres del mañana es una tarea que debe asumirse con mucha responsabilidad si queremos que sean ciudadanos felices.

isabel.idarraga@gmail.com
Sígueme en Twitter @isabelidarraga
http://finanzaspersonalesalinstante.blogspot.com/

Los hábitos de consumo en el camino para invertir

Como hace con regularidad, Rafael aprovecha el almuerzo con Armando, en un nuevo restaurante, para conocer más acerca de gastronomía. La diferencia es que, en esta oportunidad, también quiere saber acerca de cómo puede hacer para convertirse en un inversionista. Armando queda gratamente sorprendido por el interés de Rafael, quien se ha caracterizado por la renuencia a tocar temas que estén relacionados con el buen uso del dinero.

Mencionar la palabra ahorro causa susto, angustia y desilusión en las personas que piensan que si sus ingresos son insuficientes para cubrir los gastos normales, es impensable guardar algo de efectivo cada mes y, mucho menos, invertir. Lo que no saben es que el camino para la inversión comienza con el hábito de consumo racional que abre oportunidades para construir un fondo de emergencias y, luego ahorrar para después invertir.

Nuestro estilo de consumo determina si gastamos todo lo que recibimos o guardamos para el futuro. Una manera de revisar que compramos es llevar una lista durante, por lo menos, un mes de todos los desembolsos que hacemos diariamente. Habrá sorpresas al comprobar que es posible abrir una cuenta de ahorros a la que se destine el efectivo gastado en bienes no necesarios y que, incluso, se dejan en desuso. Este es el primer paso en el camino para ser un inversionista.

Una vez que se consume racionalmente, haciendo una lista antes de ir de compras, no dejando espacio para las compras compulsivas y apegándose a un presupuesto de gastos, aparecen oportunidades de ahorro, No importa que sean pequeñas cantidades al principio, lo importante es comenzar y construir el hábito para guardar dinero, en principio, para cubrir emergencias como la reparación del vehículo. Al completar el fondo de emergencias se sigue ahorrando para contar con fondos para invertir.

Una inversión es renunciar a un consumo actual a cambio de beneficios futuros distribuidos en el tiempo. Para lograr acumular el capital que se va a destinar a una inversión es de gran ayuda definir con la mayor cantidad de detalle a que se va a dedicar. Puede tratarse de una vivienda propia, un plan de jubilación, acciones en una empresa o un negocio, lo importante es establecer fecha, cantidad requerida y monto a guardar mensualmente.

Rafael agradece a Armando por la información que le ha dado porque le ha abierto los ojos a una realidad en la que no había pensado. Puede, con disciplina en su forma de gastar, destinar parte de sus ingresos al ahorro para hacer frente a gastos imprevistos como la reparación del sistema eléctrico de su casa. Y en el mediano plazo puede invertir en el negocio que le quita el sueño y que consideraba, hasta ahora, imposible de realizar a menos que consiguiera un socio capitalista.


isabel.idarraga@gmail.com
Sígueme en Twitter @isabelidarraga
http://finanzaspersonalesalinstante.blogspot.com/

El curriculum se construye desde la educación básica

Luis Ernesto estudia primer semestre de ingeniería electrónica y, desde que se graduó de bachiller, trabaja a tiempo parcial para adquirir experiencia laboral, cubrir parte de sus gastos y ahorrar para comprar un carro. Está consciente de la importancia para su Curriculum de las actividades que realiza además de estudiar y espera que esto le ayude para entrar a la empresa trasnacional a la que se ha postulado como pasante.

En el mundo actual en el que ambos padres se ven obligados a trabajar para mantener un hogar es normal que lleven a sus niños a realizar tareas dirigidas al salir de clases, como una forma de mantenerlos ocupados en lugar de estar sentados frente al televisor o la computadora. Las actividades extracurriculares son múltiples y van desde ayuda para estudiar hasta prácticas deportivas y artísticas y, al entrar a la adolescencia, incorporan labores de tipo social.

Los jóvenes, acostumbrados a vivir de esta forma, siguen este ritmo al llegar a la universidad y, con mucha frecuencia, se incorporan al mercado laboral mientras estudian. Es frecuente ver ofertas de empleo en las que se solicitan profesionales recién graduados con experiencia de dos a tres años. Y quienes hacen otras cosas además de estudiar tienen muchas más oportunidades de quedarse con los mejores empleos, cada vez más escasos, que quienes esperan a graduarse para trabajar.

Las tareas extraescolares ayudan a los muchachos a ampliar su visión del mundo, a fortalecer su sentido de responsabilidad y desarrollar su capacidad de interactuar con personas distintas a las de su entorno familiar y escolar. Hay dinámicas como los modelos de naciones unidas, las olimpiadas de matemática o química, exposiciones de inventos y competencias deportivas que preparan a la juventud para la práctica profesional y le añaden contenido a su Hoja de vida.

En principio, los padres exploran las distintas destrezas que puedan tener sus hijos. Es asi como van pasando por la práctica de distintas disciplinas hasta que tienen edad suficiente para elegir las que más les agradan. Los progenitores son responsables de procurar que sus hijos exploren distintos campos de acción y los apoyan cuando encuentran lo que les gusta, que, en muchos casos, puede convertirse en su profesión cuando llegan a adultos.

Luis Ernesto recuerda las actividades extraescolares que ha realizado desde niño. Practicó varios deportes y se quedó con el futbol, al culminar el bachillerato dominaba a la perfección el idioma inglés y siempre mostraba sus inventos en las ferias del colegio. Ahora que es estudiante universitario descubrió que estas pueden ser parte de su curriculum y fueron determinantes en su selección como aprendiz en una empresa internacional de gran renombre.

isabel.idarraga@gmail.com
Sígueme en Twitter @isabelidarraga
http://finanzaspersonalesalinstante.blogspot.com/

15/8/11

Los mejores empresarios empiezan por ser mejores personas

Raúl y Miguel lo han logrado, están trabajando en los planes vacacionales de la Alcaldía del Municipio donde viven y, lo mejor de todo, están poniendo en práctica el proyecto social en el que trabajaron durante el año escolar. Han preparado actividades en las que refuerzan en los niños la importancia de actuar de acuerdo a un código de ética que contribuya a hacer de ellos mejores ciudadanos y, por ende, mejores profesionales.

Continuamente escuchamos a las personas lamentarse del trato recibido de parte de dueños de empresas, supervisores y compañeros de trabajo. Enumeran actitudes hostiles como palabras subidas de tono y volumen, abusos como el de no otorgar vacaciones o la falta de cumplimiento del pago en los términos establecidos. Estos hechos ocasionan incomodidad e inseguridad en el cumplimiento de las labores y un ambiente no grato para el que por allí ha de transitar.

Tanto los gerentes y personal con cargo de supervisor, como los accionistas, en su rol de dirigentes, son responsables del cumplimiento de ciertos códigos de ética dentro de sus negocios y, además, han de ser los primeros en cuidar el ejemplo que dan. Lideran equipos de trabajo y, desde esa posición, están comprometidos a ejecutar una labor que redunde en la consolidación de la compañía y de su impacto positivo en la comunidad en la que actúa.

Un líder cabal tiene principios que son inherentes al ser humano y que apoyan su necesidad de desarrollo y felicidad, como son la libertad, la igualdad y la solidaridad. Además, posee valores que determinan sus aspiraciones o metas, las cuales se fundamentan en los principios universales del hombre. A partir de estos principios y valores, el emprendedor establece las políticas y metas dentro de su empresa y se gana el apoyo de sus trabajadores para alcanzarlas.

El código de ética indica el deber de respetar a los trabajadores con lo que se crea un clima propicio para lograr productividad que se traduce en el logro de objetivos de la organización. El mejor empresario respeta los acuerdos económicos establecidos con sus trabajadores y les brinda entrenamiento adecuado y oportuno para que crezcan dentro de la empresa. Por otra parte, reconoce la importancia del aporte que cada uno de ellos hace en la consecución del éxito de la compañía y los motiva a seguir adelante.

Raúl y Miguel, a pesar de ser quinceañeros, están convencidos de que los emprendedores que se rigen por un código de ética generan un impacto positivo en los trabajadores de sus empresas y, por ende, en su comunidad. Están seguros de que en la medida en que los seres humanos respeten los principios universales y los valores del hombre, hay esperanzas de tener una mejor sociedad. Es por ello que se dedican con pasión y entusiasmo a su trabajo en este periodo vacacional.

isabel.idarraga@gmail.com
Sígueme en Twitter @isabelidarraga


13/8/11

Los solteros también son responsables

“Armando, haces un lista hasta para ir al mercado como si estuvieras casado” le dice Rafael a su amigo del alma. “Ser soltero no significa que no tenga prioridades para usar mi dinero y, además, he comprobado que seguir un presupuesto mensual me ha permitido alcanzar mis objetivos”, responde Armando quien considera que, al no tener obligaciones familiares, puede ahorrar con más facilidad que otras personas.

Mientras más temprano en la vida adquieres el hábito de ahorrar mejores oportunidades tendrás para hacer realidad los sueños de la juventud, muchos los cuales se desvanecen con la llegada de los hijos y la aparición de las primeras canas. Un alto porcentaje de individuos solteros tienen tendencia a niveles elevados de consumo, destinan buena parte de sus ingresos al gasto y se olvidan de adquirir activos productivos.

No reconocen que en esta etapa de la vida son capaces de destinar un mayor porcentaje de sus ingresos al ahorro, a hacer inversiones en bienes como vivienda, cuentas en moneda dura, acciones en una empresa o la creación de un negocio propio. Están en un momento en que pueden prepararse para el futuro en el que, probablemente, asuman las responsabilidades que un matrimonio conlleva.

Quienes no tienen los compromisos de un jefe de familia están condiciones de dedicar parte de sus ingresos a actividades que tengan impacto positivo en sus vidas como la realización de estudios de postgrado. Sus circunstancias les permiten empezar un negocio propio sin sentir la presión que genera la obligación de mantener unos niños en edad escolar.

Un aspecto muy importante en el que no se piensa cuando se es soltero es en el futuro, en situaciones en las que el dinero puede escasear por desempleo, quiebra del negocio o incapacitación por enfermedad o accidente. Por ello, los años de la juventud son propicios para ahorrar y establecer prioridades en la vida en función de unas metas o sueños cuyo logro es posible al actuar en función de un plan concreto.

Rafael se ha quedado pensando en la forma que tiene Armando de utilizar su dinero y considera que es el momento en que se detenga a pensar en sus expectativas de vida. Le pide orientación para entrenarse en el manejo de sus finanzas personales. Quiere hacer un Plan Financiero, crear un fondo de emergencias, innovar en su negocio e iniciar un plan de ahorro para su retiro y quiere hacerlo a partir de hoy.


isabel.idarraga@gmail.com
Sígueme en Twitter @isabelidarraga

El rol de las pólizas en la gestión de un negocio


Un grupo de curiosos se agolpa frente a los restos de lo que hasta anoche era el mejor restaurant de la ciudad, el cual fue devorado por un incendio. Los trabajadores del local, amigos y relacionados se preguntan cuánto costará su reconstrucción. Alguien indica que el seguro pagará una indemnización a lo que otra persona replica que los accionistas requerirán de fondos, propios o de terceros, porque no adquirieron pólizas de seguro pensando que nada malo les ocurriría.

Nuestros bienes están expuestos continuamente a situaciones que pueden afectar su desempeño. Acciones de la naturaleza como terremotos y lluvias torrenciales, actuaciones de terceros como el vandalismo y el robo, perturban su buen funcionamiento e incluso pueden ocasionar la pérdida total de su operatividad. Las pólizas surgieron ante la necesidad de proteger el valor de nuestros bienes ante posibles daños.

En general, todos los bienes son asegurables en cuanto existan y tengan un valor. En el caso del restaurante incendiado, sus accionistas pudieron haber asegurado los equipos, mobiliario y edificación ante riesgos de hechos como el sucedido. Mediante el pago de una prima a una empresa aseguradora reconocida hubieran adquirido el derecho a una compensación por los perjuicios sufridos a causa de este incidente que ocurrió en el momento menos esperado.

Hay varios tipos de pólizas, en función de lo que se quiere proteger. Las compañías aseguradoras están innovando constantemente para responder a las necesidades del mercado. Las hay de seguros marítimos, transporte, vida, salud, incendio y otras eventualidades como terremotos, inundaciones y vandalismo, automóvil, lucro cesante, robo y asalto, fidelidad de empleados y responsabilidad civil, entre otros. Incluso, existen pólizas de vida y patrimonio.

Los emprendedores comprometidos con sus organizaciones incluyen dentro de su estructura de costos los importes correspondientes a la adquisición de las distintas pólizas de seguro para cubrir el valor de los bienes que conforman sus negocios. Los pagos de las primas garantizan la protección de su inversión en el caso de que sufra daños que alteren su funcionamiento, parcial o total. Es más fácil seguir adelante cuando se recibe un pago que permita reparar o reponer los equipos averiados.

Es importante hacer énfasis en la conveniencia de que los emprendedores conozcan cómo funcionan las pólizas de seguros. Es imprescindible que busquen una buena asesoría para adquirir la protección suficiente para salvaguardar el valor de sus bienes con pólizas emitidas por empresas aseguradoras solventes. Aún cuando no sean expertos en la materia, los dueños de negocios son responsables de la protección de su patrimonio.

isabel.idarraga@gmail.com
Sígueme en Twitter @isabelidarraga