14/7/14

La corrupción, eleva los costos de un país

Argenis busca una oportunidad de negocio en el sector de la gastronomía. Observa que el centro deportivo cercano a su casa carece de servicio de comida y plantea su idea al director del ente quien se muestra complacido con la propuesta y le pide, a cambio del visto bueno,  una colaboración mensual que deberá ser entregada a él personalmente y en efectivo. Esto es corrupción y lo voy a denunciar, dice Argenis.

La corrupción, según el diccionario, es la acción y efecto de corromper. Corromper es echar a perder, sobornar a alguien, pervertir, dañar. La corrupción es un delito que se comete mediante el abuso de poder, de funciones, de medios para sacar provecho económico o de otra índole. Cuando un funcionario público pide una remuneración a cambio de un servicio gratuito cómo sacar el pasaporte, está siendo corrupto.

En los últimos años, en Venezuela se han multiplicado, de forma grosera, los casos de corrupción, como consecuencia de la cantidad de ingresos provenientes de la renta petrolera, la imposición de multitud de permisos y controles a los emprendedores, el incremento en la asignación de recursos sin procedimientos de contraloría adecuados y la ausencia de investigación y sanción de las demandas que se hacen de estos hechos.

Cuando un trabajador público se vale de su posición económica para solicitar una comisión a las empresas que ganan una licitación, está obteniendo un beneficio personal a cambio de un daño a la nación, pues esta empresa aumentará sus costos para cubrir el pago a esta persona. Esto, incidirá en un incremento de precios al consumidor final. Mientras ese trabajador se lucra, otros sienten el impacto en su bolsillo.

En la medida en que los niveles de corrupción se incrementan, en el país, se va haciendo cada vez más costosa cualquier iniciativa en cualquier área de la economía. Los alimentos dañados en contenedores son una muestra de los niveles de corrupción que vivimos. Fue necesario volver a comprar comida para reponer la que nunca llegó a los venezolanos y, hasta ahora, no hay ningún culpable detenido por este delito.

Para vencer la corrupción, es necesario el control presupuestario, la simplificación de trámites, permisos y licencias, la contraloría seria a los entes del estado y la investigación adecuada y oportuna de las denuncias realizadas. Por otra parte, es deber de todos los nacionales, reclamar a las autoridades que han elegido el cumplimiento de las funciones que han asumido para lograr el bienestar de todos los ciudadanos de la nación.

isabel.idarraga@gmail.com
Sígueme en Twitter  @isabelidarraga


7/7/14

La póliza de salud y el resguardo patrimonial


Nora agradece a Armando, su novio,  su empeño en hacerle comprender la conveniencia de contar con una excelente póliza de salud. Hoy vio a una compañera de la universidad, una profesional exitosa, casada y con dos hijos, quién le contó que, para cubrir los costos de una terrible enfermedad que padece su esposo, vendió su casa. Nunca pensó que una buena póliza de salud era una prioridad para su grupo familiar.

La adquisición de una póliza de salud no es un gasto, es una inversión en el resguardo de los miembros de la familia, es un apoyo financiero para sufragar los egresos ocasionados por una dolencia o un accidente. Puede ser la garantía de preservación del patrimonio familiar ante una complicación grave. Las estadísticas recientes de USA y Canadá indican que los gastos médicos son la segunda causa de bancarrota.

Para adquirir una póliza de salud, además de dinero, hace falta estar en óptimas condiciones físicas. Las empresas aseguradoras adquieren el riesgo de que sus clientes requieran atención médica mayor y, por ello, antes de emitir una póliza, evalúan su estado de salud. Hoy podemos gozar de buena salud, mañana no sabemos. El momento preciso para asegurarte es hoy cuando estás bien.

La primera protección de toda persona es la póliza de salud, después vienen otros instrumentos como seguros de incapacidad, vida, plan de retiro, inversiones en mercados bursátiles. Una vez que se forma una familia y vienen los hijos, la póliza de salud es aún más relevante dentro de la planificación financiera. Es un asunto al que hay que darle la atención que se merece en procura de adquirir el mejor producto.

Las coberturas varían en función de las necesidades y el presupuesto con el que se cuente. Hay pólizas de salud de cobertura local, válidas solamente en el país de residencia. Están las de cobertura mundial que ofrecen acceso a los mejores centros médicos del mundo, lo cual es altamente apreciado cuando escasean las disciplinas médicas o equipos técnicos. Esta opción ha salvado muchas vidas.

Pensamos que siempre vamos a estar bien, y cuando vemos lo que ocurre a otros, creemos que a nosotros nunca nos tocará. Parte de la prevención es cuidar lo que comemos, hacer ejercicio regularmente y adquirir una póliza de salud. Armando le dice a Nora: “para mi es fundamental mi protección y la de mis seres queridos como tú. Ya te das cuenta porque siempre se debe contar con la mejor póliza de salud”

isabel.idarraga@gmail.com

Sígueme en Twitter @isabelidarraga   

3/7/14

Mucha belleza y poco efectivo


Mariela saluda a su amiga Esmeralda quien vino a visitarla porque necesita un favor. Mariela la ve cambiada y le hace el comentario. Esta responde que se hizo unos retoques porque tenía una ceja caída, las orejas muy abiertas, líneas de expresión muy marcadas y la nariz poco puntiaguda. Luego le dice que necesita que la ayude pues no tiene dinero para pagar el colegio de los niños.

Las cirugías plásticas surgieron para reestablecer o mejorar la funcionalidad y apariencia de las distintas partes del cuerpo humano. Gracias a ellas, muchas personas logran recuperar la confianza en sí mismas como sería el caso de una joven que, tras sufrir un accidente, quedó con severas cicatrices en su rostro que una cirugía plástica ha corregido.

Sin embargo, en los últimos años, en la búsqueda de un cuerpo perfecto, más personas se afanan por hacerse, no una, sino varias cirugías. Cada vez que se miran al espejo, descubren un detalle que debe ser arreglado y, como consecuencia, necesitan disponer del dinero necesario para cubrir los gastos que esto acarrea. En algunos casos, esto no afecta el presupuesto familiar, en la mayoría, sí.

Seguramente, algunos de nosotros, hemos tropezado con seres que, si bien lucen radiantes después de un tratamiento de embellecimiento, no tienen dinero ni para pagar el pasaje y van por la vida pidiendo préstamos a los amigos y a los que no lo son tanto. Han perdido la perspectiva de su capacidad financiera y se han olvidado del monto de sus gastos fijos. La belleza externa les ha dejado un gran hueco en el bolsillo.

No han aprendido, o han olvidado, que el establecer prioridades en la vida, da un norte a la existencia. Quienes establecen objetivos, dedican su energía y recursos a hacerlos realidad y, por medio de un presupuesto, conocen el destino que darán a sus ingresos mensuales. Ahorran para efectuar gastos o inversiones que exceden su presupuesto regular.

Mariela le dice a Esmeralda, mi presupuesto de este mes no me permite prestarte dinero porque eso significaría dejar de pagar los gastos de mi familia. Y la invita a que participe en un grupo de ayuda social del que ella forma parte para que aprenda que hay quienes, en medio de escasez de recursos, están aprendiendo a establecer prioridades, objetivos y metas en la búsqueda de una mejor calidad de vida.

isabel.idarraga@gmail.com

Sígueme en Twitter @isabelidarraga   

22/6/14

El dinero forma parte de la vida

Emilia trabaja, desde hace dos años, en una de las firmas de arquitectura más importantes de su país y se lleva bien con sus compañeros de trabajo. Aún se sorprende ante los problemas que tienen con sus parejas y familiares cuando hablan de dinero. Para ella, conversar de esto es normal pues creció en un hogar donde éste era uno más de los tópicos que se trataban en las pláticas diarias alrededor de la mesa o en el camino a la escuela.

El dinero es, en términos económicos, un conjunto de activos que las personas están dispuestas a usar como medio de pago para adquirir bienes y servicios. Permite cubrir las necesidades del ser humano, mejorar su calidad de vida y asegurar una mayor protección frente a los riesgos que tiene el ser humano cómo enfermar o quedar incapacitado o desaparecer definitivamente el cuadro familiar.

A muchos individuos se les dificulta hablar de dinero con sus seres más queridos pues lo consideran un tema tabú. Sin embargo, los adultos, en cuya infancia era natural participar en planificación de las finanzas de la casa, se refieren a él con toda normalidad, entendiendo que no es algo malo, sino un elemento que forma parte de sus vidas y al que hay que aprender a manejar de la forma más eficiente posible.

Buena parte de quienes crecieron obviando la cuestión del dinero, procuran hacer lo mismo al conformar un hogar. Entran a una comunidad matrimonial en la que no se establecen pautas y reglas acerca de cómo usarlo. Con el tiempo, empiezan los inconvenientes, en  algunos casos, tan graves que llevan al divorcio. Esto ocurre también en el caso de socios que no logran llegar a acuerdos al respecto.

El dinero facilita la realización de metas como cubrir los gastos del día a día, adquirir la casa soñada, enviar a los hijos al mejor colegio y hacer el viaje anhelado. Es un vehículo hacia la libertad financiera, que no es más que no hacer nada que no se quiera, por dinero, y tampoco, dejar de hacer algo que se quiera por falta de él.

Emilia, cuando descubre que las caras largas de sus amigos son consecuencia de discusiones por dinero, no puede evitar hablar acerca de las bondades de ver el dinero como parte de la vida de las personas. Siempre pone el ejemplo de sus padres quienes trataban estos temas con sus hijos y de su pareja, con quién ha llegado a acuerdos acerca de lo que quieren hacer con los ingresos que generan entre  los dos.


isabel.idarraga@gmail.com

Sígueme en Twitter @isabelidarraga

Mientras más años tienes, más gastas en salud


César, médico recién graduado, observa el deterioro en la salud de las personas de la tercera edad, cuando han dejado de trabajar y no cuentan con suficiente dinero para cubrir sus gastos médicos.  Por ello, ha planteado a la directiva de la clínica un plan para ofrecer charlas informativas a personas jóvenes para que, en previsión de lo que inevitablemente ocurrirá, tomen medidas mientras sean productivas.

La esperanza de vida en el mundo ha subido. En 2012, en Venezuela fue de 74 años para los hombres y 77 para las mujeres. Esto ha ocasionado el incremento de dolencias propias de edades avanzadas como las de las  arterias, diabetes, osteoporosis, cáncer y Alzheimer, para cuyos tratamientos se requiere de más consultas al doctor, así como más consumo de medicinas, equipos médicos y asistencia especializada.

Desafortunadamente, en nuestro país, el servicio médico público es deficiente y se caracteriza por la escasez de insumos por lo que buena parte del adulto mayor prefiere asistir a centros privados. Esto trae consigo un costo, cada vez más elevado, difícil de sufragar para una persona que depende de una pensión o de la “ayuda” de sus hijos que, a su vez, son jefes de sus propios hogares.

Otro de los riesgos que corren las personas mayores de 65 años es el de quedar incapacitados para realizar, por sí mismos, actividades del diario vivir (vestirse, alimentarse, ir al baño, continencia y movilizarse). La incapacidad causa gastos adicionales cómo acompañante,  enfermera, fisioterapeuta, equipos médicos (sillas de rueda, camas médicas), lo cual, lamentablemente, es muy difícil obtener en centros públicos.

El momento oportuno para planificar y ahorrar para la vejez es durante la etapa productiva de la vida, cuando hay fortaleza y energía para generar ingresos. Esa es el período ideal para adquirir un plan de retiro, una póliza de vida o una póliza de incapacidad que garantice que, al llegar a la tercera edad, habrá fondos para financiar los gastos de salud y, de esta forma, evitar convertirse en un dolor de cabeza para toda la familia.

César considera que tiene un compromiso con la sociedad, llevar información a las personas acerca de las complicaciones de salud en la tercera edad y sus costos. Además, quiere llamarles la atención acerca de la conveniencia de ahorrar mientras trabajan para cuando empiecen a sufrir más enfermedades, de manera que puedan recibir el tratamiento apropiado y no sean una carga financiera para sus familiares.

isabel.idarraga@gmail.com

Sígueme en Twitter @isabelidarraga

10/6/14

Un encuentro con la inflación


Luis Ernesto, estudiante de bachillerato, después de ahorrar lo ganado como profesor de redes sociales de las personas mayores de su urbanización,  salió a comprar un par de zapatos deportivos y, descubrió, con sorpresa, que el precio era mucho mayor que el del mes pasado. Comprobó con tristeza, que no le alcanzaba el dinero y se encontró de frente con eso de lo que tanto hablan sus padres, la inflación.

Se puede definir la inflación como el aumento de los precios de los bienes y servicios en un período de tiempo. Para medirla, se conforma una cesta de productos básicos cuyos precios se miden mensualmente a través del índice de precios al consumidor (IPC). En Venezuela, esta labor, así como la difundir los resultados, corresponde al Banco Central de Venezuela.

Si bien en el pasado, la inflación en América Latina llegó a extremos conocidos como “hiperinflación” como el caso de Brasil cuya inflación fue de 2668% en 1994, actualmente ha logrado ser controlada y, el promedio mundial es de, aproximadamente, 5%. En 2013, Venezuela fue el único país del mundo que alcanzó una inflación superior al 50%, y, sólo cuatro países más, de África y Asia, estuvieron por encima de 20%.

La inflación puede ocurrir porque la demanda de un bien o servicio sube más rápido que la oferta y el sector productivo no se puede adaptar con rapidez. O como consecuencia de incremento en los costos de producción, bien sea por aumento de precios de materias primas (por devaluación o escasez mundial), mayor carga salarial o fiscal, que afecta directamente la estructura de costos.

La inflación ocasiona distorsiones en el sistema económico de una nación, sin embargo, el principal efecto negativo es la pérdida del poder adquisitivo del dinero que afecta, en primer lugar, a los trabajadores asalariados y pensionados que dependen de ingresos fijos. Por otra parte, provoca disminución de la inversión privada (nacional e internacional) y que impacta el  crecimiento económico.

Los gobiernos de los países cuentan con herramientas para controlar la inflación. Una de ellas es el control del gasto público que puede destinarse hacia actividades productivas que permitan el incremento de la oferta y, con ello, la disminución de la presión sobre la demanda de bienes y servicios. Es tarea de todos los ciudadanos supervisar y exigir que los gobiernos cumplan con la tarea que les ha sido confiada.



Sígueme en Twitter @isabelidarraga   

4/6/14

Un acercamiento al concepto de devaluación

Marisol, desde que tiene uso de razón, se ha distanciado de todas las conversaciones relacionadas con temas económicos. Sin embargo, reconoce que no puede seguir actuando así ya que la economía afecta su existencia y, por ello, ha acudido a Fernando, su esposo, para que le explique en qué consiste la devaluación de la moneda y cuál es su impacto en la economía del país y, por ende, de todos sus ciudadanos.
 
Una moneda puede ganar o perder valor frente a otras divisas. Cuando gana valor, se habla de revaluación y, cuando, por el contrario, pierde valor, ocurre una devaluación y se mide a través del “tipo de cambio”. Esto es lo que ha venido sucediendo al Bolívar, el cual pierde constantemente valor frente a la principal divisa de intercambio comercial, el dólar.
 
La devaluación puede ocurrir por distintas causas. Una de ellas es que hay una demanda creciente de divisas que generan más confianza que la moneda local como el caso de Venezuela, en el que hay una preferencia por el ahorro en dólares frente al ahorro en Bolívares Otra causa es la dependencia de materias primas, insumos y bienes importados para el funcionamiento de la economía, lo que genera una fuerte presión en la demanda de dólares.
 
La devaluación, en países donde hay control de cambio, es manejada por la autoridad monetaria, Banco Central, que determina el tipo de cambio oficial de la moneda nacional frente al dólar. Mientras que en los países donde el control de cambio es libre, la devaluación es consecuencia de una mayor demanda de moneda extranjera frente a la nacional.
 
Ante una devaluación, las deudas de las empresas con proveedores extranjeros aumentan, así como los precios, en moneda local, de los insumos y bienes importados. Esto da lugar a un incremento de precios que incide directamente en los niveles de inflación de un país. Muchos países utilizan esta política para incentivar las exportaciones y disminuir las importaciones con lo que se estimula la producción interna.
 
Marisol, una vez que ha escuchado la explicación que le ha dado Fernando, se da cuenta que es importante que investigue un poco más acerca del tema. De esta manera podrá hacer una mirada crítica a las decisiones económicas que toma el Banco Central y sus resultados sobre la economía del país. Podrá, en la medida en que conozca más del tema, evaluar si las medidas favorecen o no el desarrollo de su país.
 

6/2/14

Hay amores que cuidan el dinero


Nora y Armando, como pareja, se complementan en muchos aspectos, sin embargo, el origen de la mayoría de sus desacuerdos proviene de cómo se relacionan con el dinero. Armando es bastante cuidadoso al disponer de él, aun cuando le va muy bien en los negocios, mientras que ella no tiene idea en que lo gastó ni cuanto le queda en la cuenta.  Para algunas personas, el dinero es un gran aliado en su vida mientras que para otras, no merece ningún tipo de aprecio o apego.

La forma como vemos el dinero, determina la manera en que lo usamos. El joven que encuentra en el dinero un recurso para alcanzar sus metas, se acostumbra a manejarlo mediante un presupuesto, el cual revisa, por lo menos una vez a la semana. Se ocupa por aprender cómo puede invertir y que son créditos buenos, procura apoyar su seguridad financiera con pólizas (salud, vida, vehículo, vivienda) y ahorra parte de sus ingresos. En fin, adquiere nociones de finanzas.

Quién se lleva bien con el dinero sabe que tener más o mucho no es garantía de felicidad, no obstante, reconoce que no tenerlo hace la vida mucho más difícil. Cuando en un hogar se daña un electrodoméstico la mayor angustia, usualmente, es pensar cuánto puede costar la reparación y sus  implicaciones en el presupuesto familiar. Por esto, vale la pena aprovechar la época en que se produce más dinero para ahorrar e invertir en preparación para un futuro en el que las condiciones nos sean adversas.

Llevar a cabo una actividad profesional que genera poco o ningún placer, solamente por el dinero, a la larga, se convierte en una fuente de desdicha. Al practicar con  pasión un oficio, para el cual se tiene vocación, la tendencia natural es a hacerlo muy bien y, en el camino, comienza a llegar el dinero. Los ingresos provenientes de una actividad que nos gusta son bien recibidos y deberían ser usados con el mismo cariño con el que se han producido.

Una persona que aprecia las bondades que el dinero trae a su vida, trata con mucha responsabilidad el tema de los préstamos. Está consciente de que hay que evaluar la capacidad de endeudamiento antes de solicitar un crédito. Se asegura de hacer uso de créditos buenos que son los que permiten adquirir activos productivos y que, por lo general, implican que al terminar de pagar la deuda, el bien o servicio adquirido valga mucho más de lo que se ha pagado por él.

Armando le demuestra a Nora lo que ha logrado en la vida gracias al aprecio que siente por el dinero, al cual ve como una herramienta para alcanzar los objetivos que se ha propuesto. Le demuestra que, en este momento, pueden disfrutar de una mejor calidad de vida gracias al retorno de los negocios que manejan, producto de la inversión inteligente de lo que se ha ahorrado con ese fin. Para él, mantener una buena relación con el dinero, siempre rinde frutos.

Sígueme en Twitter @isabelidarraga  

Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk               

26/1/14

El aporte de la educación financiera


Miguel y Raúl, viven intensamente su adolescencia. Constantemente buscan nuevos retos. Aprovechan el inicio de un nuevo año para trabajar en un proyecto para la Fundación en la que hacen labor social. En esta oportunidad se proponen enseñar Finanzas Personales a niños y jóvenes de escasos recursos como una herramienta para que mejoren su relación con el dinero y con ello potenciar una mejor calidad de vida.

El dinero forma parte de nuestra existencia desde que nacemos. Frecuentemente, escuchamos comentarios negativos acerca de lo que representa, como que es malo y sucio. Afortunadamente, unos cuantos reconocen que, bien ganado y bien usado, es un medio para alcanzar sus metas y disfrutar de un mejor nivel de vida. Con él se adquiere una casa, se financia la educación de los hijos y se monta un negocio propio.

La comprensión de que la educación financiera es fundamental para hacer un mejor uso de nuestros recursos financieros evitaría muchos problemas como el endeudamiento excesivo, la falta de ahorro y las penurias de la tercera edad. La educación financiera debería formar parte del sistema educativo y de la formación que reciben nuestros niños en sus hogares para construir una mejor sociedad.

La educación financiera hace posible el cambio de paradigma acerca del rol del dinero en el diario vivir. El niño que está consciente de que es la vía para construir un patrimonio y que antes de gastarlo, ha de procurar, invertirlo, tendrá más probabilidades de hacer realidad sus sueños que el niño que lo ve como algo que no merece ser cuidado y, por lo tanto, no planifica su uso.

Aquel que ha recibido educación financiera, reconoce el valor del dinero en su vida y establece prioridades en su administración. Puede construir hábitos como ahorrar, siempre, una parte de lo que percibe, bien sea que provenga de su trabajo o de un regalo. El niño que acostumbra a guardar parte de su mesada, de adulto considerará normal ahorrar parte de sus ingresos mensuales.

Miguel y Raúl se preparan, con mucho entusiasmo y responsabilidad, para empezar su labor pedagógica pues, en sus hogares, han aprendido que la educación financiera les enseña conceptos cuya aplicación reporta excelentes ganancias a lo largo de la vida. Para ellos es normal hacer una lista anual de metas, llevar un  flujo de caja mensual, ahorrar parte de su mesada y planificar sus compras.

isabel.idarraga@gmail.co

Sígueme en Twitter @isabelidarraga   

Empezando el año siendo proactivos

Carlota se reúne con Mariela, tal como hacen todos los primeros días de cada año. Es la oportunidad para hacer un repaso de logros alcanzados, evaluar aspectos a mejorar y compartir propósitos del nuevo año que recién empieza. Carlota manifiesta que tiene un propósito para cada mes, siendo el primero, convertirse en una persona proactiva para lo que requiere el apoyo de Mariela.

Un sujeto proactivo asume el control de su conducta ante situaciones difíciles, toma la iniciativa sobre su propia vida y desarrolla acciones creativas para generar cambios positivos en sus circunstancias. El individuo proactivo elige como actuar ante los distintos escenarios  que se le presentan y asume plena responsabilidad de las decisiones que toma para alcanzar sus objetivos.

Cuando encontramos a alguien que centra sus esfuerzos en las áreas  sobre las que tiene dominio, como el médico que usa su talento para investigar formas de evitar una enfermedad, estamos ante una persona proactiva. Aquel que es proactivo tiene energía positiva, se mueve en torno a sus valores, no se distrae ante condiciones imprevistas y se enfoca en lo que quiere lograr. Generalmente son personas divertidas.
           
Hay quienes son proactivos por naturaleza. Otros, afortunadamente, aprenden a serlo cuando reconocen que al asumir esa actitud incrementarán, considerablemente, las probabilidades de culminar exitosamente sus objetivos de superación personal y profesional El precio a pagar es la práctica diaria de acciones proactivas hasta incorporar el hábito al diario vivir.

Para ser proactivo hay que empezar por reconocer tus valores y colocarlos, en todo momento, por encima de tus impulsos. Es necesario centrar tus esfuerzos sobre lo que puedes controlar, buscar respuestas a los problemas de difícil solución en  lugar de esperar que algo suceda.  Acostúmbrate a dar siempre más de lo que hace falta y a ser flexible ante las condiciones del entorno que no puedes cambiar.

Carlota prosigue en respuesta a las preguntas de Mariela. Dice que los que son proactivos hacen lo que hay que hacer para concretar sus objetivos. Afrontan inconvenientes, prevén consecuencias y se orientan a innovar lo que les permite sus competencias personales y profesionales. Trabajan en equipo, tienen iniciativa, están dispuestos a aprender algo nuevo cada día y se divierten mucho. ¿Estás lista para empezar ya?
isabel.idarraga@gmail.co
Sígueme en Twitter @isabelidarraga