20/10/14

El negocio de bienes raíces tiene sus trucos


Karina disfruta, enormemente, las actividades que realiza, como comunicadora social, en un grupo editorial, su programa de radio y las clases que dicta en la universidad. Sin embargo, al convertirse en la heredera de su tía, tiene que administrar varios inmuebles en el exterior. Se hace con insistencia una pregunta: ¿Cómo funciona el negocio de bienes raíces?


La inversión en bienes raíces es la preferida de muchas personas que cuentan con un capital y buscan una alternativa que les permita obtener rendimiento sobre el mismo. Adquieren un inmueble o terreno  y lo alquilan mientras esperan que su valor aumente para venderlo o lo destinan, exclusivamente, al alquiler.

Se comenta, con mucha frecuencia, que invertir en bienes inmuebles es algo muy sencillo al no ser necesario contar con conocimientos técnicos avanzados. No obstante, es importante considerar el peso que tiene la ubicación, la zonificación, las mejores fuentes de financiamiento y la trayectoria de los profesionales con los que se establece relación comercial.

Uno de los aspectos más reconocidos de la inversión inmobiliaria es la revalorización. Es en este aspecto en el que muchas personas inexpertas han sufrido grandes decepciones. Desconocer la normativa legal puede llevarlo a adquirir un terreno, en una zona residencial, para construir un galpón industrial para alquilar. ¿Qué cree que ocurrirá con su inversión?

Los expertos inmobiliarios sugieren al inversionista que, antes de comprar, considere factores como el precio, estado del inmueble o terreno, ubicación, normativa legal y fiscal, financiamiento requerido y   mercado de la compra y venta. La comprensión de estos elementos le hará posible una mejor estimación del mejor negocio, comprar para alquilar mientras se revaloriza o vender en poco tiempo.

Karina se ha inscrito en un curso online de bienes raíces, siguiendo la sugerencia de una buena amiga que es corredor inmobiliario. De esta manera, estará en capacidad de entender lo que le digan sus asesores en relación a los inmuebles que debe administrar. Quiere preservar el patrimonio que, con tanto esfuerzo, construyó su tía antes de dejárselo como herencia.


isabel.idarraga@gmail.com

Sígueme en Twitter @isabelidarraga

12/10/14

La buena salud y el desarrollo de los pueblos van de la mano


Rafael, ginecólogo, divide su tiempo entra la clínica fundada por su padre y un hospital público. Forma parte de un grupo de médicos que apoyan a una organización no gubernamental que orienta a las comunidades en la búsqueda de mejoras en el sistema de salud. Suele afirmar: “En la medida en que los ciudadanos conozcan el impacto de la salud en su calidad de vida, se animarán a luchar para tenerla”

¿Por qué es importante atender el sistema de salud de una sociedad? Porque los conciudadanos sanos tienen mejor calidad de vida y hacen un aporte al desarrollo de su localidad. Las personas sanas son productivas, cubren las necesidades de su familia y proveen educación a  sus hijos. Un hombre sano tiene fuerza y energía para recorrer el camino que lo acerque a sus objetivos.

La salud de los pueblos es el resultado de la combinación de varios elementos: educación, cuidados sanitarios, vivienda, alimentación y  empleo. La población que conoce y cuenta con los recursos para adquirir buenos hábitos sanitarios, como la limpieza de su entorno, y hábitos de alimentación, como los alimentos indispensables en su dieta diaria, tiene herramientas fundamentales para contar con buena salud.

Adicionalmente, el estado debe garantizar servicios médicos y condiciones sanitarias para prevenir enfermedades, suministrar tratamiento adecuado y asegurar la rehabilitación de los enfermos. ¿Cuántos casos no conocemos de pacientes que han quedado incapacitados para trabajar y valerse por sí mismos por no haber recibido el  tratamiento médico adecuado en el momento indicado?

El estado es responsable de proporcionar servicios de salud a sus ciudadanos, independientemente de su ubicación geográfica. Un elevado número de personas indispuestas no reciben atención médica por no contar con recursos financieros para sufragar gastos de transporte,  y hasta de hospedaje, para acercarse a los centros médicos ubicados lejos de su residencia.

Es tarea del estado y del empresariado motivar al personal que labora en sus centros de salud, hacer uso eficiente de las tecnologías, dar diagnóstico correcto en la primera cita, mejorar la eficiencia hospitalaria, eliminar la corrupción y  hacer autocrítica para mejorar los procesos. Es responsabilidad de cada uno de nosotros exigir un buen servicio, no contribuir al abuso y denunciar las malas prácticas.

isabel.idarraga@gmail.com

Sígueme en Twitter @isabelidarraga  

5/10/14

Aprende a desarrollar hábitos financieros


Luisa, ahora que es madre, quiere transmitir a su hijo, los buenos hábitos financieros que, en su infancia, recibió de parte de sus padres. Esta formación ha sido fundamental para la planificación y logro de las metas que se ha trazado a lo largo de su vida. ¿Cuáles fueron esos hábitos que aprendió cuando era niña?

Probablemente, al igual que mucha gente, crees que es imposible poner orden en tus finanzas personales porque el proceso es muy complicado. Resulta que es posible  a partir del desarrollo de buenos hábitos financieros, los cuales se adquieren con la práctica, el conocimiento y la disciplina.

“No compres lo que no necesites” porque, seguramente, terminarás con un objeto que regalarás, luego de tenerlo guardado durante meses o años. Por otra parte, habrás perdido el chance de usar ese dinero para algo más importante como tu chequeo anual con el ginecólogo. En una oportunidad, una madre no renovó la póliza de su carro para tener dinero con que celebrar el cumpleaños de su hija.

 “Establecer objetivos” es la ruta para emprender un camino. Para lograr tus objetivos, serás capaz de hacer cambios  en el uso que le das al dinero o buscarás la forma de generar mayores ingresos. Sin contar con objetivos es difícil tener un norte hacia el cual dirigir nuestra energía. Para muchos padres, los estudios de sus hijos son el objetivo más importante de sus vidas y a ello le dedican su mejor esfuerzo.

“Empezar gradualmente” es la mejor fórmula para lograrlo. Tener control sobre nuestras finanzas personales podría parecer una tarea muy difícil al principio, por lo que se sugiere empezar poco a poco. Hacer cambios pequeños de forma gradual y constante hará posible aprender a hacer, de forma natural,  una lista antes de salir de comprar, el presupuesto mensual de gastos o conocer la deuda de las tarjetas de crédito

Luisa y su esposo están esperando que su hijo crezca un poquito para darle su primera alcancía y alentarlo a ahorrar para comprar algo como un helado. Pretenden aprovechar las circunstancias de la vida diaria para alentarlo a formar buenos hábitos financieros y, darle la oportunidad de convertirse en un adulto consciente de que mientras mejor use su dinero, mayor retorno tendrá y, con ello, una mejor calidad de vida.

isabel.idarraga@gmail.com
Sígueme en Twitter @isabelidarraga   

28/9/14

¿Qué ganas al planificar tu sucesión?


La vida de Karina ha dado un vuelco desde que se convirtió en la única heredera de su tía, que vivía en Nueva york desde hace muchos años. Al fallecer, le ha dejado bienes inmuebles, acciones de compañías alrededor del mundo, varias pólizas de vida, además de otros bienes. ¿Está preparada Karina para llevar a cabo el proceso de tramitación de la sucesión y manejar apropiadamente el patrimonio que le dejó su tía?

Hablar de la muerte es incómodo, sin embargo, es el único viaje seguro para todos los seres humanos. Esto impide a muchos jefes de hogar programar la transferencia de su herencia cuando dejen este mundo. Como consecuencia, muchos hijos rematan parte del capital que creó su progenitor  o terminan aceptando al Estado como socio en las empresas familiares para pagar los impuestos de sucesión.

Con la planificación, un padre de familia puede evitar problemas futuros en su entorno familiar relacionados con la sucesión, permite preparar a quienes llevarán las riendas del negocio y, en caso de que sus herederos no estén interesados en participar en el mismo, tiene tiempo  de entrenar a un tercero o, ya entrado en el momento del retiro, vender su empresa por un precio justo y razonable.

Todos hemos escuchado historias de personas que han acumulado una cuantiosa fortuna y han considerado que lo más importante del proceso de sucesión es hacer, en vida, el traspaso de todos sus bienes a sus hijos. También hemos conocido casos en que las viudas de esos hijos se han quedado con el patrimonio de sus suegros, quienes han terminado en la pobreza y viviendo de la caridad.

Unas cuantas empresas han desaparecido luego de que uno de los socios ha fallecido y su viuda, sin ninguna experiencia y conocimiento, decide ocupar su lugar para asegura un sueldo con que mantener a sus hijos. En otras situaciones, los herederos, en afán de mantener el control de su porcentaje accionario, toman decisiones que ponen en riesgo la continuidad del negocio y  afectan a los otros socios.

Esto nos lleva a una conclusión. Es necesario pensar en el momento de la partida, estudiar y planificar las acciones que faciliten la sucesión. Es preciso conocer el marco legal e identificar instrumentos financieros que minimicen el impacto fiscal. Es fundamental rodearse de los mejores asesores para garantizar, en vida, que una vez que se emprenda ese viaje, los seres queridos no padezcan una segunda muerte, la financiera.


isabel.idarraga@gmail.com

Sígueme en Twitter @isabelidarraga  

18/9/14


Te invito a ver mi participación en el programa "Mujeres en Todo" del 07/10/2010 en la que conversamos sobre el ahorro y las finanzas personales




Te invito a ver mi participación en el programa "Soluciones" en el que tratamos aspectos importantes del papel que juegan las pólizas en la protección del patrimonio personal, familiar y empresarial.


14/9/14

Emigrar requiere de una buena preparación


Rafael ha recibido varias invitaciones de amigos y empresarios de otros países para que
emigre. Consciente de que es un paso importante para el que hay que prepararse, ha hecho varios viajes al exterior, ha visto oportunidades interesantes y, antes de seguir, le pregunta a su amigo Armando, que tiene experiencia en esto: “¿Cómo me preparo para emigrar?”

Actualmente, los movimientos de personas entre países son más frecuentes que en el pasado. La emigración obedece a varias causas, entre las que se encuentran: estudiar, trabajar, invertir, escapar de persecución, acompañar a familiares. En estos tiempos somos testigos del éxodo de muchos amigos. ¿Sabemos que han hecho antes de irse?

Todo proceso de emigración requiere de un trabajo previo para evitar inconvenientes futuros. Es preciso dejar cerrados los asuntos en el país de origen. El paso inicial es hacer una lista de todos los trámites que hay que cumplir en lo personal, legal, profesional, familiar. Si un matrimonio joven, con hijos pequeños, estima partir en un año, tiene mucho por hacer antes de irse y debe comenzar de inmediato.

Uno de los aspectos más engorrosos es la legalización de títulos profesionales, certificación de notas y pensum, además de las  constancias originales de empleos y referencias bancarias y comerciales. En lo personal, es imprescindible legalizar partidas de nacimiento y, según el país y las condiciones del viaje, obtener certificados de antecedentes penales, vacunas y pólizas de salud.

Si, en el momento de la despedida, faltan asuntos como ventas de vehículos o bienes inmuebles, trámites de becas o solicitud de finiquitos, será necesario dejar un poder a alguien de confianza para que los haga en nuestro nombre. Se sugiere cerrar las cuentas bancarias, cancelar las tarjetas de crédito y otros préstamos bancarios.


Es muy conveniente hacerse una revisión médica general y solicitar los informes médicos cuando se ha padecido dolencias como hepatitis o cáncer, así como cuando se sufre de enfermedades crónicas como hipertensión. Se debe actualizar la historia médica completa de niños y adultos. Esto es parte de lo que hay que hacer en el país de residencia y queda pendiente la preparación para la nueva vida en otro país.

isabel.idarraga@gmail.com
Sígueme en Twitter @isabelidarraga

7/9/14

Una póliza de vida hace la diferencia


Luisa y Ernesto esperan con mucha emoción la llegada de su primer hijo y, siguiendo la
recomendación de sus mentores, se reúnen con un asesor financiero para conocer los beneficios de contar con una póliza de vida y le hacen una solicitud: "Por favor ¿puede mostrarnos con ejemplos de la vida real, la diferencia entre contar o no con la protección de un Seguro de vida?"

Todos hemos presenciado las distintas situaciones en que quedan las familias cuando fallecen los jefes del hogar.  Unas mantienen su calidad de vida mientras que otras transitan un camino de penurias financieras. Se ven casos como el de aquel señor que asume la manutención de la viuda y los hijos de su mejor amigo quién murió repentinamente dejando a los suyos sin dinero.

En una oportunidad, continúa el asesor, conocí a un hombre de mediana edad que me dijo que hubiera querido que su padre hubiera tenido una póliza de vida. Quedó huérfano cuando estaba empezando la Universidad, y, por ser el mayor, tuvo que dejar sus estudios y empezar a trabajar para colaborar con su mamá en la manutención de sus tres hermanos menores. Fueron tiempos de mucha estrechez económica.

"Recuerdo la primera vez que supe del beneficio de una póliza de vida", dice el asesor.  Era un matrimonio joven, sin hijos. El falleció en un accidente automovilístico y ella fue la beneficiaria de una póliza de vida de USD 2.000.000,00. Constituyó, con parte de ese monto, un fondo para becas en la Universidad en la que él se graduó y hoy, 20 años después, se siguen otorgando becas en su nombre.

-En una oportunidad visité a una mujer joven que me comentó que ella y su esposo contrataron sus pólizas de vida antes del nacimiento de su hija - prosigue el asesor.
Su padre murió cuando ella era una adolescente y, gracias a la póliza de vida que tenía, siguió  estudiando en el mismo colegio, viviendo en la misma casa, se graduó en una universidad privada y recibió efectivo para empezar su propio negocio.

Un emprendedor, cliente de un amigo, enfermó gravemente en medio de la quiebra de su empresa. Ante su estado de salud, solicitó el 50% de anticipo de la cobertura de su póliza de vida. Viajó a Europa a recibir un  tratamiento que le permitió recuperarse y sobró dinero con el que empezó otro negocio. Actualmente, disfruta de su “nueva vida” junto a sus seres queridos, gracias a la póliza de vida que adquirió años atrás.


isabel.idarraga@gmail.com

Sígueme en Twitter @isabelidarraga  

Nociones acerca de los paraísos fiscales


En el colegio de Guillermo, se ha dado inicio a un ciclo de conversatorios dentro de  una
campaña destinada a llevar cultura financiera a los alumnos. En bachillerato, cada lunes, un grupo de estudiantes hace una exposición sobre un tema elegido por ellos mismos. Guillermo está emocionado porque le corresponde presentar un tema que le llama mucha la atención, los paraísos fiscales.

Los paraísos fiscales son territorios de baja o nula tributación que, en  función de sus procedimientos internos, garantizan la opacidad de las transacciones realizadas por inversionistas extranjeros que mantienen cuentas bancarias o sociedades en sus territorios. Este incentivo fiscal se mantiene, siempre y cuando no realicen ninguna actividad comercial allí, en cuyo caso, serían sometidos a un régimen fiscal diferente.

Son, en su mayoría, países pequeños, con pocos recursos, que buscan atraer divisas para sostener su economía. Por su parte, los inversionistas buscan una alternativa a la carga impositiva elevada de sus países de origen. Esto ha ocasionado reclamos por parte de las naciones que padecen fuga de sus capitales y pierden, de esta forma, una fuente de ingresos importante por concepto de impuestos.

En los paraísos fiscales es posible ocultar la titularidad de empresas o cuentas bancarias. Esto ha ocasionado presiones, a través de organismos internacionales, sobre sus gobiernos en la búsqueda de  cambios en sus leyes, dentro del marco de  la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y el lavado de capitales.

La lista de paraísos fiscales más conocida es la que la Organización para el Comercio y Desarrollo Económico (OCDE) realiza desde el año 2000, la cual, inicialmente, incluía 31 países. En 2013, sólo aparecieron dos jurisdicciones: Nauru, Micronesia y Niue, Nueva Zelanda. Los países que han salido de esta lista, los países se han adherido a varios convenios para lo cual debieron mejorar la transparencia e intercambio fiscal.

Adicionalmente, la OCDE creó el grupo de “otros centros financieros” que, si bien no fueron etiquetados como paraísos fiscales, mostraban insuficiencias en la transparencia con la que manejaban sus aspectos fiscales. Los dos últimos países en salir de esta clasificación fueron Uruguay (2011) y Guatemala (2012).


isabel.idarraga@gmail.com

Sígueme en Twitter @isabelidarraga   

22/8/14

Basta de excusas: hay muy buenos motivos para ahorrar



Rafael ha tenido una conversación muy interesante con su papá y se siente dichoso de tener encontrar en él un buen amigo, excelente compañero de trabajo y su mejor mentor. Esta mañana, antes de empezar sus actividades como médicos en la clínica de la familia, le pidió orientación para motivar a su prometida, Emilia, a reforzar el hábito de ahorrar pues considera que es un  tema en el que deben estar de acuerdo antes de contraer matrimonio.

El ahorro es la diferencia entre los ingresos y el consumo. Era practicado desde tiempos remotos en civilizaciones como la egipcia, china e inca para guardar parte de la cosecha con el fin de hacer frente a imprevistos como largas sequias o ataques de plagas. En la medida en que el sistema financiero se ha masificado y diversificado, han aparecido numerosas alternativas para acometerlo, desde simple cuentas de ahorro a planes de ahorro para educación de los hijos o el  retiro en la tercera edad.

Es una de las mejores prácticas que puede tener una persona responsable consigo misma y con sus seres queridos. Cada vez que se percibe una entrada de efectivo, cualquiera que sea su origen, salario, renta, herencia o premio se debe reservar una parte, la cual servirá para atender diferentes necesidades que se hacen presentes a lo largo de nuestras vidas. Los niños pueden aprender a ahorrar con una alcancía en la que guarden una porción del dinero que reciban como regalo o mesada.

En momentos en los que es imperativo hacer un desembolso para atender un gasto extraordinario como una emergencia, podemos acudir a nuestros ahorros. Ante una eventualidad como una muela rota o una tubería rota, una cuenta de ahorro se convierte en la solución del problema que, en otras circunstancias, puede transformarse en un drama que amerite soportar el dolor o acostumbrarse a vivir con una gotera en el techo.

El ahorro es la vía para hacer realidad nuestros sueños  y la base para la construcción de un patrimonio personal o familiar. A partir de él, es posible adquirir una vivienda, dar  a los hijos la mejor educación, emprender un negocio propio, llevar a cabo el viaje familiar largamente anhelado o remodelar nuestro hogar.  Cuando se poseen metas y objetivos claros, se incentiva la acción de ahorrar  y se abre el camino para acostumbrarse a esta buena rutina.

Rafael propondrá a su novia, Emilia, que elaboren juntos una lista detallada  con las metas comunes en el corto, mediano y largo plazo en la que especifiquen el monto a ahorrar para alcanzarlas en el tiempo estimado y definirán, adicionalmente, cuanto guardarán para las emergencias. Para él es muy importante guardar parte de sus ingresos y, desde niño, ha experimentado la gratificación de alcanzar sus metas a partir del uso del dinero que ha reservado para su logro.


Sígueme en Twitter @isabelidarraga