20/11/13

El seguro de vida y la planificación fiscal


Rafael soñaba con ser médico desde muy niño y, ahora que está graduado, trabaja con su papá en la clínica que éste fundó hace cuatro décadas. Disfruta enormemente al ayudar a otros a prevenir problemas de salud y al aprender lo que su padre le enseña. Recientemente tuvieron una conversación acera del uso que se le puede dar a una póliza de vida como herramienta de planificación fiscal.

Las personas producen dinero durante su vida productiva para satisfacer sus necesidades y las de los suyos, proteger sus bienes, ahorrar e invertir para formar un capital. Lamentablemente, la mayoría no se da cuenta que el principal bien a proteger es a ellos mismos por ser  los generadores de recursos en sus hogares. La principal función de una póliza de vida es garantizar la continuidad de los ingresos familiares en ausencia del jefe del hogar.

Sin embargo, la póliza de vida tiene otros usos, siendo uno de ellos la planificación fiscal. Todos vamos a fallecer en algún momento, bien sea en plena etapa productiva o cómo ancianos en el retiro. En ese momento,  aparece el socio natural, el ente recaudador de impuestos, al que habrá que pagar los impuestos para entrar en poder de la sucesión. En esta circunstancia, la póliza de vida entra en acción.

La póliza de vida es una herencia, inembargable y libre de impuestos que los deudos pueden utilizar para sufragar los impuestos de sucesión y así preservar el patrimonio que, con tanto esfuerzo y trabajo, construyó el jefe del hogar. La vida real está llena de ejemplos de personas que han vendido parte de los bienes a heredar, ­a precios muy por debajo de su valor, para obtener recursos para pagar estos impuestos.

Por otra parte, una póliza de vida, tomada por los socios de una empresa, puede proveer, además del dinero para pagar los impuestos, fondos para que la empresa siga funcionando mientras se resuelve el aspecto legal de la sucesión.  Además de proveer el efectivo para que los socios restantes compren las acciones de la empresa a la viuda y así preservar la continuidad del negocio.

Rafael reconoce las razones por las que su padre ha adquirido varias pólizas de vida a lo largo de los años. Una parte es efectivo para que sus herederos cubran todos los gastos de la sucesión y otra es un fondo para que su esposa pueda mantener su nivel de vida mientras toma poder de lo heredado. Rafael entiende que ahora, que empieza su vida productiva, es tiempo de adquirir su primera póliza de vida.


isabel.idarraga@gmail.com

Sígueme en Twitter @isabelidarraga   

11/11/13

Elementos de planificación financiera familiar

Juan le cuenta a Mariela, su esposa, que descubrió, en la reunión de revisión anual del estado de los productos de planificación financiera familiar, que hay áreas en las que hace falta tomar medidas. Juan y Mariela no habían considerado que al aumentar su patrimonio se incrementa el monto de impuestos sucesorales a pagar ante el fallecimiento de uno de los dos.

La planificación financiera familiar permite adoptar las mejores decisiones financieras en el presente para alcanzar los objetivos planteados en el corto, mediano y largo plazo. Para los padres de niños pequeños, la educación de sus hijos es uno de los sueños más importantes y, con el paso de los años, econtar con un patrimonio para la fecha del retiro es una gran preocupación.

La planificación financiera  se fundamenta en la práctica de hábitos de buen uso del dinero, los cuales son el ahorro de una parte de los ingresos recibidos, el presupuesto mensual de gastos para controlar el uso del dinero y el establecimiento de metas a corto, mediano y largo plazo para tener un norte hacia dónde dirigir los esfuerzos. A esto se añade otro elemento importante, adquirir activos productivos.

La planificación financiera comienza en el momento en que el adulto joven empieza a recibir ingresos. Procura cubrir sus necesidades de alimentación, vivienda, transporte, salud y entretenimiento. Descubre que debe proteger los bienes que compra y a sí mismo, mediante la contratación de pólizas de salud, vehículo, vivienda y vida. Además, se da cuenta que requiera contar con fondos suficientes para su jubilación.

En la medida en que va creciendo profesionalmente, se hace de activos productivos, como bienes inmuebles o moneda dura, que se revalorizan en el tiempo y conforman el patrimonio personal, el cual se convierte en familiar con el inicio de un nuevo hogar.  Es fundamental que, en la medida en que el capital se incrementa, se tome en cuenta que aumenta el monto de impuestos sucesorales.

Juan sabe que debe calcular el importe del impuesto sucesoral que corresponderá pagar a su familia en el momento en que él o su esposa fallezcan y, además, buscar una alternativa financiera que facilite el efectivo para atender este gasto. Está convencido de que una póliza de vida es una vía para proveer el efectivo necesario para cubrir los gastos que surgen cuando uno de los jefes del hogar se ausenta definitivamente,



isabel.idarraga@gmail.com

Sígueme en Twitter @isabelidarraga   

3/11/13

El exceso de peso afecta tus finanzas personales


Rafael y Emilia, novios y médicos, conversan acerca de su participación en una jornada de salud en la que mostrarán las consecuencias negativas que trae el exceso de peso en las finanzas personales. Este tema ha tenido muy buena acogida entre sus colegas quienes ven como la obesidad incide directamente en el costo de las pólizas de las personas.

Estudios recientes de la  OMS (2012), muestran que las cardiopatías son la principal causa de muerte en el mundo mientras que la diabetes ocupa un lugar cada vez más relevante. Lo más sorprendente de esta noticia es que su principal causa está relacionada directamente con los hábitos alimenticios y la falta de ejercicio físico. Es decir, la mayor parte de estas afecciones se pueden prevenir.

El consumo de carbohidratos y azúcar en la dieta diaria se ha incrementado notablemente mientras que disminuye la actividad física. Esto facilita la aparición de dolencias como hipertensión, infarto, accidentes cerebro vasculares y diabetes. El aumento de peso debe considerarse como una alarma ya que puede anteceder a ciertos padecimientos o ser el indicio de que algo anda mal.

Las personas obesas son consideradas de alto riesgo por  las empresas aseguradoras y, por ende, sufren incrementos en las  primas de las distintas pólizas que protegen su patrimonio. En algunos casos, no podrán adquirir una póliza de salud o se verán obligadas a pagar una sobreprima. A un joven padre de familia con sobrepeso,  se le dificultará el acceso a una póliza de vida si los exámenes médicos no salen bien.

Los jefes de familia son responsables de cuidar lo que comen y añadir algún deporte a sus rutinas para  disminuir las probabilidades de padecer enfermedades, cómo la hipertensión, que afectan directamente el  presupuesto familiar. Actualmente hay fácil acceso a información valiosa a la hora de revisar los hábitos alimenticios y empezar a practicar alguna actividad deportiva

Rafael recuerda que sus pacientes le preguntan con frecuencia “como empezar”. Siempre les dice que piensen en la calidad de vida que quieren disfrutar junto a sus seres queridos y en los gastos adicionales que ocasionan al presupuesto familiar los problemas de salud. Estos motivos le darán el impulso para aplicar cambios en sus rutinas diarias de manera de prolongar los años de vida saludable.


isabel.idarraga@gmail.com

Sígueme en Twitter @isabelidarraga