29/2/12

Pasos a seguir para adquirir un seguro de vida



Gaby, dueña de una importante agencia de modelaje, ve llegar a su oficina a su gran amiga, Andreína, directora de una agencia de publicidad. La saluda y le dice: “Dame 10 minutos, estoy haciendo una transferencia para pagar la prima de mi póliza de vida”. Cuando termina, le ofrece una café y  Andreína le comenta que le gustaría que le explicara cual es el papel de una póliza de vida en la planificación financiera de una pareja que tiene un niño de un año, como es su caso.

El seguro de vida es una herramienta de planificación financiera que puede servir de  protección si llegaras a faltar cuando tus hijos no son adultez. En ese caso, puede funcionar como una herencia que permite cubrir los costos de impuestos sucesorales, garantizar la educación de los niños, cumplir con compromisos bancarios como hipotecas o préstamo por vehículo. En fin, es un respaldo económico para que los tuyos tengan calidad de vida y seguridad financiera, tal como lo has soñado.

La póliza de vida, además de protección,  ofrece la posibilidad de ahorrar  para cubrir los gastos propios de la tercera edad de manera que no seas una carga para tus hijos que están comenzando la vida o tienen la responsabilidad de atender las necesidades de su propia familia. Un seguro de vida protege tu mejor activo, tú, que tal vez eres el mayor proveedor de ingresos para tu grupo familiar el cual tendría graves problemas financieros ante tu eventual desaparición.

Para calcular la suma ideal de un seguro de vida es conveniente determinar el valor de tus activos, tus pasivos y el monto de egresos mensuales. Con esta información puedes estimar la necesidad de efectivo de tu familia para cubrir los costos de impuestos sucesorales en caso de que faltes y los egresos regulares que deberá asumir tu cónyuge para brindar a tus hijos alimentación, vivienda, educación, ropa, atención médica de la forma en que se hace ahora contando con tu aporte.

Otro aspecto a considerar en la adquisición de un seguro de vida es contar con un asesor financiero responsable que aclare todas las dudas que tengas y te oriente en la toma de una decisión. También es importante seleccionar un producto de una empresa ampliamente reconocida. Y, una vez efectuada la operación, informa a una persona de tu confianza la ubicación del documento de la póliza y los datos de contacto por si es necesario hacer el trámite de cobro del seguro que la misma ofrece.

Andreína solicita a Gaby que la contacte con su asesor financiero pues ella y su esposo quieren asegurar que su pequeño hijo, Carlitos, cuente con recursos financieros que le permitan llevar una vida digna hasta el momento en que sea adulto y tenga la formación suficiente para iniciar una carrera profesional tal como lo han soñado sus padres, incluso antes de su nacimiento. Gaby siente un alivio enorme por haber ofrecido a su amiga información muy importante para el futuro de su bebé.

Sígueme en Twitter @isabelidarraga
Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk

Cuánto cuesta vivir de las apariencias


Nuevamente Rafael acude a su amigo del alma, Armando, para que le ayude a resolver un problema.  Si bien, tiene una facilidad extraordinaria para hacer negocios rentables, su estilo de vida trae como consecuencia que el dinero nunca es suficiente. Así como entra a su bolsillo, sale y en más de una ocasión se encuentra en aprietos por no contar con el efectivo suficiente para cubrir sus gastos básicos y cumplir con los  compromisos del mes. Confía en que su amigo le ayude a encontrar una solución.

En el pasado, las madres decían a sus hijos: “arrópate hasta donde te alcance la cobija”. No había televisión ni internet y las noticias sobre lo que estaba “de moda” tomaban cierto tiempo en llegar. El deseo de tener lleva a las personas a comprar artículos y bienes superfluos antes de satisfacer las necesidades básicas. Se ha desarrollado una competencia por la posesión de artículos como el carro y los zapatos y se deja de último un aspecto tan importante para el futuro como el ahorro.

Esta forma de ver la vida, lleva a las personas a usar sus ingresos sin control alguno pensando solamente en la satisfacción de mostrar a los demás lo que se tiene. Esto traer consecuencias negativas sobre el presupuesto personal y familiar como el tener que recurrir a préstamos para pagar las deudas incurridas en compras compulsivas. Hay quienes solicitan un anticipo de las prestaciones sociales o de las Utilidades para pagar la tarjeta de crédito o la mensualidad del carro.

Para evitar llegar a esta situación hay que tomar control del uso que se le da al dinero. Hay que empezar por hacer un presupuesto para conocer de cuanto disponemos y cuáles son nuestras necesidades básicas y cumplirlo al pie de la letra. Es imperativo guardar las tarjetas de crédito,  olvidarse de las compras no planificadas y establecer un plan de ahorro a implementar cuando se paguen las deudas. Y, lo más importante, valorarnos por lo que somos en lugar de medirnos por lo que tenemos.

Cuando vives de acuerdo a tu nivel de ingresos, estableciendo prioridades para usar tus ingresos, eres menos susceptible a ser deslumbrado por lo que tiene tu vecino o compañero de trabajo. Contar con un presupuesto mensual y unas metas financieras genera fortaleza para centrarte en lo que quieres alcanzar y así evitar el despilfarro. Si tu sueño es adquirir una vivienda propia, por ejemplo, tienes una buena razón para ser cuidadoso al usar tu dinero.

Rafael reconoce que gasta sin fijarse en cuánto efectivo hay en su cuenta bancaria. Nunca ha hecho un presupuesto, desconoce el importe de sus gastos mensuales y la deuda de sus tarjetas de crédito. No tiene idea del saldo del préstamo hipotecario y de vehículo. Sin contar con que no recuerda si tiene cuenta de ahorro. Agradece a Armando su ofrecimiento para enseñarle como empezar a controlar sus finanzas personales y reconoce la suerte de tenerlo como amigo y contar con su apoyo.

Sígueme en Twitter @isabelidarraga
Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk

Socio y pareja, doble compromiso


Argenis ha invitado a Andreina a que sean socios en el negocio de gastronomía que quiere emprender. Ella no sabe si, aún cuando desea independizarse, sea una buena idea trabajar con su esposo por lo que plantea sus inquietudes a Raquel quien gerencia, con mucho éxito desde hace 10 años, una pastelería con su marido. Quiere conocer las ventajas y desventajas de trabajar con la persona con la que comparte su vida pues su matrimonio con Argenis está por encima de todo.

Una relación sana entre socios tiene un efecto positivo en la gestión de un negocio. Hay que llegar a acuerdos, algunas veces de manera fácil y otras luego de muchas horas de negociación. Cuando las partes tienen pleno conocimiento de la misión, visión y objetivos de la compañía, tienen una comunicación abierta y sincera y tienen información de los resultados de la operación de la empresa, es más sencillo tomar las decisiones más acertadas para el buen desempeño de ésta.

Las parejas de empresarios que han probado que trabajar juntos rinde buenos frutos, mantienen un buen nexo afectivo que sirve de base a la confianza absoluta que ambos se tienen. A esto se suma la convicción que tienen de mantenerse en el negocio a pesar de que la relación deje de funcionar, el compromiso de seguir adelante a pesar de las contingencias que puedan presentarse y la decisión de no llevar al plano personal las decisiones que toman en el plano profesional.

Sin embargo, muchos cónyuges que se asocian han llegado, incluso, a la culminación del matrimonio, al no haber superado los inconvenientes derivados de no compartir la visión del negocio, de no ponerse de acuerdo en el rol de cada uno  y de no separar el aspecto personal  del profesional. Las angustias derivadas de los momentos iniciales de cualquier emprendimiento pueden convertirse en fuente de conflictos que, si no se detienen a tiempo, pueden causar fuertes estragos en la relación.

Antes de iniciar un negocio con tu pareja hace falta reflexionar acerca de  cuán importante es esa persona en tu vida y por cuánto tiempo quieres estar a su lado.  Analiza si comparten la misma idea del negocio y si están dispuestos a mantenerse juntos aún después de separarse sentimentalmente. También trabaja en la identificación de las áreas de competencia de cada uno para asumir responsabilidades afines con la formación, experiencia y personalidad de cada quien.

“Andreina, desde que éramos novios, mi esposo y yo soñábamos con la pastelería que tenemos” dice Raquel  con un tono alegre. “Nos entrevistamos con parejas de empresarios para conocer como era su experiencia. Leímos bastante y nos hicimos muchas preguntas. Finalmente, decidimos llevar a la realidad nuestro sueño con la firme convicción de que nuestra principal fortaleza era la buena relación que teníamos y, afortunadamente, el tiempo nos ha dado la razón”.

Sígueme en Twitter @isabelidarraga 
Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk

Aprendamos a usar las tarjetas de crédito


A Carlota le agrada la idea de que a su hija Nora le hayan asignado como tarea de 4to. grado una investigación acerca de las tarjeta de crédito y los buenos y malos usos que se les puede dar. Junto con su esposo se ha propuesto impartir a sus hijos cultura financiera para que desde niños comprendan que el dinero puede ser un gran aliado en sus vidas sí lo usan de forma racional y se habitúan a guardar una parte para el momento de la vejez que, aunque luzca lejana, algún día les tocará las puertas.

La tarjeta de crédito es un instrumento financiero mediante el cual se pueden efectuar pagos en cualquier establecimiento que la acepte. Es una  línea de crédito que ha otorgado una institución financiera al titular de la misma y, como tal, genera gastos administrativos, de financiamiento y mantenimiento. Es una forma de pago como el efectivo,  un cheque o una tarjeta de débito con la diferencia de que  al usarla se genera una deuda bancaria.

Antes de disponer de la tarjeta de crédito y, con la intención de sacar el mayor provecho de ella, es primordial conocer la fecha de corte, el monto de línea de crédito disponible y la tasa de interés por financiamiento. Si se cancela el consumo que hicimos con ella antes de la fecha de corte, evitaremos incurrir en costos financieros. Cuando la fecha de corte es el día 3 de cada mes, la mejor fecha para emplearla es  a partir del día 4 de cada mes y sufragar  el gasto antes del nuevo corte.

La tarjeta de crédito puede ser de gran utilidad para cubrir emergencias o egresos inesperados como la reparación del vehículo o los medicamentos de una afección repentina. También puede constituirse en una excelente referencia a la hora de solicitar un crédito bancario. Sin embargo, manipulada de manera incorrecta puede convertirse en un dolor de cabeza e incidir negativamente en el flujo de caja personal por el impacto de las cuotas mensuales producto del compromiso adquirido.

La tarjeta de crédito no es dinero en efectivo, no es una extensión del sueldo  sino un producto financiero y, como tal, los pagos que se hagan con ella se convierten en una deuda a una institución financiera. La tarjeta de crédito debe utilizarse con cautela y reservarla para ocasiones especiales si no se cuenta con los fondos que permitan permita cubrir las compras que se hacen con ella. Este instrumento no se debe manejar para cubrir gastos no incluidos en nuestro presupuesto.

Una vez que Nora terminó su investigación, la cual incluyó una encuesta a varias personas de su entorno, comprendió que las tarjetas de crédito ofrecen muchas ventajas a las personas que saben usarlas. También entendió porque sus padres le han hablado acerca de gente que se ha endeudado  tanto con ellas que luego no tienen como saldar sus deudas ante el banco. Ya está lista para presentar este tema ante  sus compañeros de clases y responder todas las preguntas que, seguramente, le harán.

Sígueme en Twitter @isabelidarraga
Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk