29/2/12

Socio y pareja, doble compromiso


Argenis ha invitado a Andreina a que sean socios en el negocio de gastronomía que quiere emprender. Ella no sabe si, aún cuando desea independizarse, sea una buena idea trabajar con su esposo por lo que plantea sus inquietudes a Raquel quien gerencia, con mucho éxito desde hace 10 años, una pastelería con su marido. Quiere conocer las ventajas y desventajas de trabajar con la persona con la que comparte su vida pues su matrimonio con Argenis está por encima de todo.

Una relación sana entre socios tiene un efecto positivo en la gestión de un negocio. Hay que llegar a acuerdos, algunas veces de manera fácil y otras luego de muchas horas de negociación. Cuando las partes tienen pleno conocimiento de la misión, visión y objetivos de la compañía, tienen una comunicación abierta y sincera y tienen información de los resultados de la operación de la empresa, es más sencillo tomar las decisiones más acertadas para el buen desempeño de ésta.

Las parejas de empresarios que han probado que trabajar juntos rinde buenos frutos, mantienen un buen nexo afectivo que sirve de base a la confianza absoluta que ambos se tienen. A esto se suma la convicción que tienen de mantenerse en el negocio a pesar de que la relación deje de funcionar, el compromiso de seguir adelante a pesar de las contingencias que puedan presentarse y la decisión de no llevar al plano personal las decisiones que toman en el plano profesional.

Sin embargo, muchos cónyuges que se asocian han llegado, incluso, a la culminación del matrimonio, al no haber superado los inconvenientes derivados de no compartir la visión del negocio, de no ponerse de acuerdo en el rol de cada uno  y de no separar el aspecto personal  del profesional. Las angustias derivadas de los momentos iniciales de cualquier emprendimiento pueden convertirse en fuente de conflictos que, si no se detienen a tiempo, pueden causar fuertes estragos en la relación.

Antes de iniciar un negocio con tu pareja hace falta reflexionar acerca de  cuán importante es esa persona en tu vida y por cuánto tiempo quieres estar a su lado.  Analiza si comparten la misma idea del negocio y si están dispuestos a mantenerse juntos aún después de separarse sentimentalmente. También trabaja en la identificación de las áreas de competencia de cada uno para asumir responsabilidades afines con la formación, experiencia y personalidad de cada quien.

“Andreina, desde que éramos novios, mi esposo y yo soñábamos con la pastelería que tenemos” dice Raquel  con un tono alegre. “Nos entrevistamos con parejas de empresarios para conocer como era su experiencia. Leímos bastante y nos hicimos muchas preguntas. Finalmente, decidimos llevar a la realidad nuestro sueño con la firme convicción de que nuestra principal fortaleza era la buena relación que teníamos y, afortunadamente, el tiempo nos ha dado la razón”.

Sígueme en Twitter @isabelidarraga 
Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk