19/3/12

El impacto económico de un divorcio en la familia


Miguel pregunta a su mamá si pueden llevar a su amigo José Luis con ellos a la playa. Mariela responde que estarán fuera una semana y su hijo le comenta que, desde que los padres de José Luis se divorciaron, éste rara vez sale a algún paseo fuera de la ciudad a menos que alguien lo invite porque el dinero se ha hecho muy escaso en su casa. A Miguel le causa tristeza ver que su amigo sufre estrechez económica al igual que otros compañeros de colegio cuyos padres han puesto fin a sus matrimonios.

La ruptura de una pareja como consecuencia de la imposibilidad de solucionar problemas en el seno de un hogar aflige principalmente a los cónyuges e hijos y, en mayor  o menor grado, a los familiares cercanos y amigos. Tiene un impacto a nivel emocional, social y económico y obliga a tomar decisiones, muchas veces dolorosas pero necesarias, para procurar el bienestar de los afectados.

El divorcio obliga a las familias a efectuar cambios en las rutinas, costumbres y hábitos. Las secuelas se sienten inmediatamente en el presupuesto familiar pues cada uno de los esposos se enfrenta a gastos de alimentación, transporte, vivienda y salud, además de los que son propios de los hijos. Esto es aún más fuerte  cuando uno de los ahora ex cónyuges no genera ingresos y le corresponde al otro  aportar el efectivo requerido para satisfacer las necesidades del grupo familiar.

Por otra parte, el divorcio ocasiona egresos propios del proceso legal de disolución del matrimonio a lo que se suman las sesiones de terapias, muchas veces requeridas para ayudar a la aceptación de la nueva realidad. Sí la persona que abandona el hogar, generalmente el hombre, debe buscar un lugar para vivir, se estará introduciendo al presupuesto una suma nueva de magnitud importante. Todo esto obliga a los responsables de este nuevo tipo de familia a replantear los gastos.

La mejor solución a este problema comienza por tomar en serio la selección de la persona con la que se formará un hogar  además de tener la firme intención de hacer todo lo posible, entre los dos,  para que el matrimonio funcione. Si aún asi, el divorcio es la única salida, lo más sensato es revisar juntos el presupuesto para encontrar oportunidades de ahorro y no exigir al otro más de lo que está en capacidad de dar. Muchas veces se impone buscar entradas adicionales para equilibrar los egresos.

Mariela y su esposo aprovechan la circunstancia por las que atraviesa José Luis para conversar con sus hijos acerca de los efectos de un divorcio en el hogar y como la reducción de ingresos puede obligar a los miembros de una familia a cambiar sus hábitos de consumo para adaptarse a un nuevo escenario. Es por ello, continúa Mariela, que hay que ser recursivos en el uso del dinero porque los momentos difíciles pueden aparecer súbitamente y encontrarnos totalmente desprotegidos.


Sígueme en Twitter @isabelidarraga   @isabelidarraga
Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk http://finanzaspersonalesalinstante.blogspot.com/

13/3/12

Con cada meta que te trazas te acercas más al éxito



Luisa sonríe cuando cuelga el teléfono. Le han llamado del banco para avisarle que ha sido aprobada la solicitud de crédito hipotecario introducida por ella y su  pareja, Ernesto. Inmediatamente lo llama para darle las buenas nuevas y él dice: “Valió la pena dejar el viaje a la Copa América para después y haber usado ese dinero para sumar al fondo de los gastos administrativos que este préstamo generará”. Ambos se sienten muy complacidos por hacer realidad lo que hasta hace tres años era un sueño.

Cuando una persona  o una familia celebran el logro de un objetivo también aplauden el haber transitado el camino hacia la meta y los sacrificios que realizaron. Al hacer un recuento de los recursos utilizados podemos observar que son los mismos que están presentes en toda historia de éxito. El comienzo es un sueño que se transforma en objetivo, se identifican los pasos a seguir, los recursos necesarios y el esfuerzo y perseverancia requeridos para hacerlo realidad.

La senda se inicia con una ilusión como el querer casa propia, un vehículo o convertirse en emprendedor. Muchas personas se quedan en ese estado mientras que, afortunadamente, un gran número se empeña en hacerlas realidad y logra con ello transformaciones en el mundo. Las metas inteligentes son el principio de la ruta y deben estar descritas con la mayor cantidad de detalles para conocer su  costo, tiempo de ejecución y el procedimiento a llevar a cabo para hacerlas realidad.

Sin embargo, una meta inteligente no es suficiente. Hace falta agregar acción lo que demanda de cada uno de nosotros la aplicación de una energía que proviene de las fortalezas personales de cada quien. Se requiere fuerza de voluntad para vencer obstáculos,  perseverancia para alcanzar el norte establecido, creer firmemente en que se logrará el  cometido, entusiasmo para mantenerse en la vía e identificar las oportunidades existentes en cada problema que se presenta.

Ahorrar para completar la cuota inicial llevó a esta pareja a aplicar un plan de ahorro estricto, planificar las compras y olvidarse de gastar en lo que está fuera de presupuesto. Esto no significa que no hay espacio para el entretenimiento sino, por el contrario, encontrar alternativas con mejor relación precio-valor. Ellos aprovecharon los conocimientos de finanzas personales adquiridos, los pusieron en práctica y comprobaron que funcionan para la construcción del patrimonio familiar.

Para celebrar este gran acontecimiento, Luisa y Ernesto preparan una parrilla a la que invitan a los seres queridos con los que quieren compartir este logro, el primero de gran relevancia en su vida de pareja. Ya les contarán de sus nuevas metas, como la adquisición de un vehículo nuevo, iniciar un plan de ahorro, tener dos hijos, estudiar y empezar un negocio propio. Sus metas son el norte al cual dirigen sus mejores esfuerzos y  pensar en la gratificación por el logro es la retribución esperada.

Sígueme en Twitter @isabelidarraga 
Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk http://finanzaspersonalesalinstante.blogspot.com/

5/3/12

Tú eres el único responsable del inicio de tu plan de retiro



Cuando César cumplió 25 años hizo un balance de su vida. Recién graduado de médico y a punto de iniciar un postgrado en neonatología, estaba listo para trabajar con su padre  en la clínica fundada por su abuelo. En medio de ese análisis, su progenitor le contó que a esa edad empezó un plan de retiro con el cual cuenta en el presente para vivir una vejez sin sobresaltos económicos junto a su esposa. Hoy, un año después, César siente la satisfacción de haber iniciado un plan de retiro.

Muchos jóvenes piensan que esto es algo que debe hacerse después, más adelante, en el futuro, cuando se generen mayores ingresos. Afortunadamente, hay personas menores de 30 años, solteras y sin hijos que tienen metas financieras claras y el propósito de crear un patrimonio que los respalde cuando lleguen a la tercera edad y no puedan o no quieran seguir trabajando. La ausencia de grandes responsabilidades es una gran oportunidad para adquirir el hábito de ahorrar para los momentos difíciles.

Un plan de retiro es un método de ahorro programado a largo plazo que se construye mediante el depósito periódico de una suma de dinero determinada con el objeto de alcanzar una meta específica. El monto del ahorro se establece a partir de la edad de la persona, sus ingresos, egresos, carga familiar, capacidad de ahorro y la cantidad que desea recibir en cierto número de años. Para reducir el impacto de la inflación en el tiempo, se sugiere hacerlo en moneda dura.

Este instrumento de planificación ofrece ventajas que se desconocen como consecuencia de la falta de cultura financiera. Es posible solicitar anticipos o préstamos sobre el saldo disponible en momentos en que la situación económica del titular sea crítica, ante una enfermedad grave o para hacer una inversión como vivienda o negocio. Si está acompañado de una póliza de vida garantiza,  en caso de fallecimiento del titular, capital que sustituya su aporte de efectivo al grupo familiar.

Un plan de retiro es el soporte financiero que permitirá al  joven de hoy asegurar que el adulto mayor del mañana cuente con recursos monetarios para satisfacer  necesidades propias de la edad como alimentación, vivienda, servicios médicos, acompañantes o enfermeras y distracción.  Por otra parte, ofrece la serenidad de haber tomado precauciones para no convertirse en una carga para los familiares cercanos y disponer la forma en que se quiere vivir durante los últimos años de vida.

Carlos sabe que sus abuelos disfrutan de una pensión de jubilación por el tiempo dedicado al ejercicio de la medicina y los ha escuchado muchas veces decir que son afortunados de haber ahorrado para completar el dinero necesario para cubrir sus gastos. También conoce la experiencia de sus padres, quienes cuentan con un fondo suficiente para vivir una vejez sin complicaciones. El quiere estar tranquilo en el futuro y para ello ha empezado desde ya a hacer sus aportes a su propio plan de retiro.

Sígueme en Twitter @isabelidarraga 
Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk