30/11/11

La realidad a la que se enfrenta un emprendedor



Argenis, en su preparación para emprender un negocio gastronómico quiere conocer de parte de su amigos, Rafael Valdivia, los aprietos que ha superado para llevar su idea a la empresa que tiene hoy en día, la cual ocupa un lugar interesante del mercado gracias a la aceptación que han tenido sus  productos. Está consciente que en el camino que quiere tomar habrá momentos difíciles que pondrán  a prueba su determinación a seguir adelante con su emprendimiento.

Cuando hablamos de un emprendedor, imaginamos a una persona siempre positiva, llena de energía y dispuesta a afanarse para convertir su sueño en realidad. Sin embargo, pocas veces pensamos en las dificultades que encuentra en su día a día y mucho menos nos detenemos a analizar como hace para lidiar con ellas sin que afecten su pasión por su negocio. Estos obstáculos pueden tener su origen dentro de sí o provenir del ambiente en el que se desenvuelve.

Las trabas internas son consecuencia de su personalidad, la influencia familiar, la educación que ha tenido y el ambiente en el que ha vivido. Algunas personas viven día a día con miedo a la incertidumbre y  se creen incapaces de solucionar problemas. Otros tienen poca creatividad o les cuesta motivarse. Hay quienes carecen del conocimiento técnico para comprender procesos operativos y los que tienen  no saben trabajar en equipo o delegar.

Los inconvenientes externos son propios del lugar en el que opera la empresa y están determinados por aspectos como el marco regulatorio y las características del mercado. La burocracia incide en el tiempo que se debe dedicar a cualquier trámite mientras que la falta de información complica actividades que pudieran ser sencillas. El acceso a financiamiento, el marco legal  y la escasa infraestructura  limitan iniciativas y hasta obligan a cambiar los planteamientos iniciales.

A pesar de estos impedimentos, el emprendedor sigue existiendo porqué su deseo de hacer realidad su sueño es tan grande que le da fuerzas para seguir adelante. Una vez que aprende a identificar de donde viene el impedimento puede evaluar con que recursos cuenta para superarlo y cuál debe ser la actitud para que no afecte su propósito de seguir adelante a pesar de las dificultades. Hace falta disciplina y serenidad para tomar las decisiones correctas y no dejarse apabullar por los conflictos.

La conversación con Rafael ha sido de mucho provecho para Argenis quien está consciente de que los objetivos se alcanzan con trabajo, dedicación, perseverancia y foco en la meta. Sabe que un empresario puede encontrarse un día con una grave amenaza para su negocio y tiene que mantener la calma para analizar cuidadosamente las opciones disponibles para salir airoso. Sabe que no es fácil, pero también sabe que la sensación del logro alcanzado bien vale la pena el intento.

Sígueme en Twitter @isabelidarraga
Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk

Celebración navideña sin participación de la Tarjeta de Crédito


Como cada fin de año, Marisol y Emilia preparan una cena de Navidad para compartir con sus mejores amigos. Este año hay una diferencia importante para Emilia, por primera vez recibe la época decembrina con un presupuesto en la mano. Quiere disfrutar esta temporada y llegar a Enero con la satisfacción de no haber acudido a sus tarjetas de crédito para financiar compras de todo tipo, regalos, ropa, celebraciones en restaurantes y hasta el mercado.



En Diciembre nos contagiamos con un espíritu de alegría, felicidad y celebración y queremos compartir esta sensación con familiares, amigos, compañeros de trabajo, conocidos y hasta personas que hemos visto una vez en la vida. Nos enfocamos en divertirnos y si no contamos con herramientas que nos hagan poner los pies en la tierra, acudiremos a cuanto recurso tengamos a mano para cumplir nuestros deseos. Uno de estos recursos es la Tarjeta de Crédito.

Si ponemos atención, nos daremos cuenta que en esta temporada una gran cantidad de personas reciben el dinero de las utilidades y por no tener un presupuesto para usarlas terminan utilizando la tarjeta de crédito para ampliar su capacidad adquisitiva. Es importante recordar que su uso implicar acudir a un préstamo bancario que tiene costos de financiamiento y, por otra parte, se disminuye un límite de crédito que puede ser de gran utilidad en momentos de emergencia.

Recordemos, aun cuando estemos muy dispuestos a irnos de fiesta, que todos nuestros actos tienen consecuencias. En Enero, cuando llegue la calma, muchas personas se llevarán una sorpresa desagradable al recibir el estado de cuenta de sus tarjetas de crédito. En ese momento se enfrentarán a la realidad de los excesos cometidos en un solo mes del año por haberse dejado llevar por la “alegría” de la navidad mediante financiamiento.

Esto puede evitarse si tenemos objetivos claros de lo que haremos con las utilidades. Esta es una de las razones por las que es tan importante contar con un presupuesto que nos indique de cuánto dinero disponemos y en que lo vamos a usar. Este recurso nos hará tocar tierra en la medida en que lleguen invitaciones y veamos las tiendas en los centros comerciales. Esta herramienta nos dará la fuerza para  reservar las tarjetas de crédito para ocasiones muy específicas como un accidente o  una enfermedad.

Emilia siente alivio al pensar que el presupuesto que elaboró antes de llegar a la navidad es su guía para enfocarse en sus objetivos y disminuir el impulso de salir de compras aún cuando no tenga efectivo en su cuenta. En esta oportunidad está consciente de que en Enero no recibirá un susto al ver los estados de cuenta de sus tarjetas de crédito ni sentirá la angustia de no tener como pagar ni siquiera el monto mínimo.

isabel.idarraga@gmail.com
Sígueme en Twitter @isabelidarraga
Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk

La tarea de medir los resultados de la empresa nunca termina


Rafael tiene muchas ideas acerca de actividades en las que puede incursionar el centro médico perteneciente a su familia y en el que trabaja junto a su padre, quien  explora el mercado en búsqueda de ideas innovadoras que mantengan a la empresa dentro de los mejores institutos de salud del país. Anualmente revisan resultados de la gestión del ejercicio que casi culmina y establecen objetivos para el próximo, en función de los cuales prepararán el presupuesto que servirá de guía para el manejo del negocio.

Los empresarios cuentan con una serie de recursos que les permiten establecer las premisas bajo las cuales manejan sus negocios, determinar en qué mercados participar, identificar competencias con las que debe contar su talento humano, proponer metas de ventas y costos en función de un rendimiento esperado. También usan los estados financieros mensuales para medir los resultados en función de las metas que se han impuesto para un periodo determinado.

Las personas que dirigen empresas se apoyan en herramientas de gestión para planificar,  medir resultados y  contar con suficiente información para tomar las mejores decisiones. Dentro de éstas se cuentan el plan de negocios, el presupuesto, el flujo de caja e  indicadores de gestión.  Por otra parte, para realizar una mejor labor, se requiere que conozcan el entorno y sus perspectivas, la competencia, los proveedores y clientes potenciales.

La revisión mensual de los estados financieros es fundamental para medir los resultados de la operación, para  tomar decisiones, para aplicar medidas correctivas a las desviaciones que se puedan presentar. Asi, si se muestran costos por encima de los estimados, se podrá determinar la causa para tomar acciones al respecto o si las cuentas por pagar están vencidas se puede renegociar su pago con los proveedores.

En una empresa organizada se suceden continuamente actividades de planificación, evaluación y corrección. En la medida en que los accionistas establecen proyecciones, miden resultados, detectan problemas y aplican soluciones, encuentran oportunidades  y las aprovechan, tendrán mayores posibilidades de que la organización sea exitosa y se mantenga en el tiempo. Para ello, es imprescindible que sus directivos conozcan las herramientas que pueden utilizar para tal fin.

Rafael y su padre se toman en serio la tarea de establecer los lineamientos y objetivos para el próximo año, razón por la cual se preparan con anticipación. Investigan las perspectivas del entorno, su competencia y proveedores, ubican posibles nuevos mercados y clientes potenciales. Además, conocen la situación financiera  de la empresa a través de los estados financieros mensuales los cuales comparan con el presupuesto del ejercicio para medir el logro de los objetivos planteados inicialmente.

El 18 de noviembre participaré en “Claves para la gestión y evaluación de proyectos”

isabel.idarraga@gmail.com
Sígueme en Twitter @isabelidarraga
Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk

6/11/11

Cuando es hora de cambiar


Andreina empezó a trabajar en el mundo de la publicidad cuando era estudiante de comunicación social y ha escalado posiciones hasta llegar a ser directora de una de  las mejores agencias de publicidad del país. Siempre ha sentido pasión por lo que hace y un deseo enorme de dar más del 100%. Pero, de un tiempo a esta parte, ha perdido motivación y, a veces, se levanta sin deseos de ir a la oficina. Esta mañana se dice a sí misma: Tengo que averiguar qué me pasa, pero ya, porqué así no puedo seguir.

Cuando nos invade el desgano al pensar que  hay que ir a la oficina a cumplir con tareas que antes nos entusiasmaban, hay que determinar de dónde viene ese sentimiento. Puede ser que tengamos problemas con un compañero de trabajo, no estamos cómodos con nuestros supervisores, con lo que hacemos o con nuestro sueldo, reconocemos que no hay posibilidades de crecimiento profesional o vemos que la empresa está en problemas lo cual pone en riesgo nuestro empleo.

Si la sensación de insatisfacción persiste es importante analizar, de manera objetiva, el origen de este sentimiento para establecer medidas correctivas. Si el problema tiene que ver con el entorno, una mala situación de la empresa que impide que nos den un incremento de sueldo, probablemente sea el momento de partir. Si el conflicto se genera en nuestro interior, queda en nosotros decidir si queremos resolverlos o preferimos mudarnos a otra parte.

Una vez que tenemos claro que la mejor alternativa es abandonar nuestro empleo actual es preciso trazar un plan que contemple cuanto tiempo puedo esperar, que debo hacer para conseguir una posición interesante en otra empresa, emprender mi propio negocio o emigrar a otro país. Para ello debo hacer un inventario de mis recursos: el monto de mis ahorros y el de las prestaciones sociales, mi experiencia y formación profesional,  la situación de la empresa y mi disposición para el cambio.

Una vez que conozco mis recursos, establezco un plan de acción. Puede ser que me haga falta un curso de actualización para mejorar mi resumen curricular o que sea posible lograr un cambio de departamento para adquirir experiencia adicional antes de llevar mi curriculum al mercado. Tal vez cuento con capital, experiencia y  conocimiento del mercado en el que quiero incursionar como empresario. Defino la fecha  y los pasos previos para llevarlo a cabo y me apego a mi plan.

Andreína está consciente que los seres humanos tenemos sueños, aspiraciones y queremos crecer profesionalmente por lo que debemos estar atentos a las señales que recibimos si no tenemos un plan de acción.  Se ha dado cuenta que esta  sensación la ha vivido en otros momentos de su carrera cuando ha estado preparada para avanzar hacia una nueva etapa en su vida profesional. Considera que está lista para asumir un nuevo reto, crear su propia empresa.


Sígueme en Twitter  @isabelidarraga
Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk