29/2/12

Pasos a seguir para adquirir un seguro de vida



Gaby, dueña de una importante agencia de modelaje, ve llegar a su oficina a su gran amiga, Andreína, directora de una agencia de publicidad. La saluda y le dice: “Dame 10 minutos, estoy haciendo una transferencia para pagar la prima de mi póliza de vida”. Cuando termina, le ofrece una café y  Andreína le comenta que le gustaría que le explicara cual es el papel de una póliza de vida en la planificación financiera de una pareja que tiene un niño de un año, como es su caso.

El seguro de vida es una herramienta de planificación financiera que puede servir de  protección si llegaras a faltar cuando tus hijos no son adultez. En ese caso, puede funcionar como una herencia que permite cubrir los costos de impuestos sucesorales, garantizar la educación de los niños, cumplir con compromisos bancarios como hipotecas o préstamo por vehículo. En fin, es un respaldo económico para que los tuyos tengan calidad de vida y seguridad financiera, tal como lo has soñado.

La póliza de vida, además de protección,  ofrece la posibilidad de ahorrar  para cubrir los gastos propios de la tercera edad de manera que no seas una carga para tus hijos que están comenzando la vida o tienen la responsabilidad de atender las necesidades de su propia familia. Un seguro de vida protege tu mejor activo, tú, que tal vez eres el mayor proveedor de ingresos para tu grupo familiar el cual tendría graves problemas financieros ante tu eventual desaparición.

Para calcular la suma ideal de un seguro de vida es conveniente determinar el valor de tus activos, tus pasivos y el monto de egresos mensuales. Con esta información puedes estimar la necesidad de efectivo de tu familia para cubrir los costos de impuestos sucesorales en caso de que faltes y los egresos regulares que deberá asumir tu cónyuge para brindar a tus hijos alimentación, vivienda, educación, ropa, atención médica de la forma en que se hace ahora contando con tu aporte.

Otro aspecto a considerar en la adquisición de un seguro de vida es contar con un asesor financiero responsable que aclare todas las dudas que tengas y te oriente en la toma de una decisión. También es importante seleccionar un producto de una empresa ampliamente reconocida. Y, una vez efectuada la operación, informa a una persona de tu confianza la ubicación del documento de la póliza y los datos de contacto por si es necesario hacer el trámite de cobro del seguro que la misma ofrece.

Andreína solicita a Gaby que la contacte con su asesor financiero pues ella y su esposo quieren asegurar que su pequeño hijo, Carlitos, cuente con recursos financieros que le permitan llevar una vida digna hasta el momento en que sea adulto y tenga la formación suficiente para iniciar una carrera profesional tal como lo han soñado sus padres, incluso antes de su nacimiento. Gaby siente un alivio enorme por haber ofrecido a su amiga información muy importante para el futuro de su bebé.

Sígueme en Twitter @isabelidarraga
Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk