8/9/13

Mientras más conoces tus metas más te acercas a ellas


Gaby acepta la invitación de su esposo, Pedro. para dictar un taller a jóvenes emprendedores. La propuesta consiste en, a partir de su ejemplo como empresaria exitosa en el mundo del modelaje y la moda, compartir el proceso que sigue para establecer metas y el camino que recorre hasta hacerlas realidad. Gaby está comprometida con este proyecto destinado a llevar herramientas útiles a los futuros empresarios del país.

Mucho se ha hablado de la importancia de tener metas en la vida. Es una constante en entrevistas a personajes exitosos, cursos, portales de internet, programas y entrenamientos deportivos. Sin embargo, el día a día nos acerca a personas que dicen saber lo que quieren: una casa, un carro, ser felices. Y cuando les preguntan cómo es la casa, el carro o la felicidad, no pueden dar más allá de características muy vagas. En realidad, no saben que buscar pues desconocen que quieren

Cuando preguntamos a las personas que han triunfado como lo han hecho, responden que conocían sus metas en detalle. ¿Una casa? número de habitaciones, la vista desde las ventanas, la calle donde está ubicada, los vecinos, el tamaño del jardín. Este dibujo ha estado presente en sus mentes día a día hasta hacerlo realidad. Lo mismo ocurre con los resultados de un negocio, la inversión en tu empresa, el viaje de vacaciones y el desarrollo de tu matrimonio.

Si te preguntan cuál es tu meta más importante para los próximos tres años, ¿Qué dirías? ¿Puedes responder rápidamente? Quienes conocen bien sus metas son capaces de responder de inmediato con lujo de detalles. Y, si prestas atención, notarás que sus respuestas están impregnadas de pasión y emoción. Viven sus metas, las sienten, las ven como ciertas, están convencidos de que las van a alcanzar.

Busca en tu entorno a personas exitosas, satisfechas con lo que han logrado, que empezaron de cero. Fíjate en  los que están trabajando por sus objetivos. Fíjate en lo que saben de sus metas. Les ponen fecha, monto, plan de acción y todas las mañanas se levantan don el propósito de dar un paso más en función del logro de sus objetivos. Son perseverantes, constantes, firmes y tenaces en las acciones que han de llevar a cabo para lograr hacer realidad sus sueños.

Gaby quiere transmitir a estos muchachos su experiencia y lo afortunada que fue al tener a su lado a sus padres que la motivaron a seguir el camino de sus sueños. SI bien no tenían dinero para apoyarla, siempre le recordaban que contaba con recursos como talento, conocimiento, pasión, ambición y una meta claramente definida. Y siempre le decían, cuando estés agotada, imagínate la satisfacción que sentirás al haberla alcanzado. Y ciertamente, ha disfrutado enormemente cada uno de sus triunfos.



Sígueme en Twitter @isabelidarraga