8/5/12

El momento de la verdad para el emprendedor: cuando invertir



Argenis, en su preparación para abrir un negocio de gastronomía, ha encontrado una oportunidad de generar ingresos, con ayuda de su esposa,  sin dejar su empleo y que  representaría, además, entrenamiento para cuando tenga su propia empresa. Solicita a su mentor, Armando, ayuda para evaluar la viabilidad de comercializar accesorios de cocina fabricados por un amigo en común, sin recurrir, por el momento, a un préstamo bancario.

El emprendedor pasa por varias etapas desde que tiene una idea hasta que la lleva a la realidad. No todas son realizables, bien sea porque los recursos para ejecutarlas son insuficientes, porque requieren un nivel de conocimiento muy específico que no se posee, el marco legal o cultural no acepta el producto o servicio, entre otras razones. Para conocer si un sueño es viable, es imprescindible hacer un plan de negocios que permita revisar los aspectos que lo afectan.

La capacidad financiera es una de las limitantes más importantes a la hora de emprender por lo que la primera tarea debe ser evaluar la factibilidad del proyecto. Y, si el análisis determina que hay suficiente mercado, se cuenta con el conocimiento apropiado y la normativa legal es favorable, hay que determinar la cuantía de los recursos disponibles y el monto total de la inversión para, con esto, establecer cuál sería la cantidad de dinero a buscar, mediante préstamos o inversionistas.

El emprendedor, preocupado por la estabilidad económica de su hogar, conoce con exactitud el monto mínimo requerido para cubrir gastos fijos  y su capacidad de endeudamiento, la cual depende del nivel de ingresos. Es muy probable que le corresponda hacer ajustes al presupuesto familiar para disminuir gastos y construir un fondo de emergencias en preparación para el momento de iniciar su propia empresa e informar de ello a su familia para que comprendan el porqué de los cambios.

Una vez conocido el monto requerido y la cantidad con que cuenta el emprendedor, es posible saber cuánto dinero adicional hace falta. Es este el momento de determinar a qué fuentes de financiamiento recurrir: socios capitalistas, inversionistas, institución financiera, organización que apoya emprendedores. Para iniciar la búsqueda de fondos hay que contar con un plan de negocios y si se pretende optar por un préstamo bancario, garantías que lo respalden.

Argenis, una vez realizada la evaluación de la oportunidad de comercializar accesorios de cocina sin abandonar su empleo actual, reconoce, con la ayuda de Armando, que es una buena alternativa para generar ingresos adicionales que podría invertir en su anhelo de empresa de gastronomía. Además, le permitirá aumentar su red de contactos en el mundo culinario y profundizar su conocimiento de este mercado para el momento en que ponga en marcha su negocio, en dos años.

Sígueme en Twitter @isabelidarraga   @isabelidarraga
Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk