2/10/10

Conversemos acerca del regreso a clases

Ernesto y Carlota ven el inicio del año escolar con angustia y preocupación ante el costo de una buena formación académica para sus hijos. Acuden a Juan para conocer la estrategia que le permite a su familia  estar lista para la llegada de este momento, haciendo los ahorros necesarios con antelación para no padecer en el momento de la compra  de útiles y uniformes, contando con la participación de sus niños.

El comienzo de la actividad escolar es fuente de dolores de cabeza para padres y representantes ante la cantidad de dinero requerida para dotar a los estudiantes de los materiales requeridos en su centro de estudios. A esto se suman el pago de la inscripción y las  actividades extra escolares para completar su formación. La mayoría de los padres no involucra a sus hijos en esta actividad.

Sin embargo, no ven que el inicio de clases es una excelente oportunidad para probar las ventajas de la planificación de los gastos, así como para enseñar a los niños las bondades de la planificación, el presupuesto, las  compras inteligentes y el ahorro. Juan y su esposa, Mariela, aprovechan cualquier ocasión que se presenta para fomentar en sus hijos nociones de Finanzas personales, que serán de gran provecho para su futuro.

El comienzo de clases es momento excelente para que los padres incorporen a sus niños en la materia, manejando el tema como algo natural, invitándolos a participar en la elaboración del presupuesto, en el establecimiento de las metas de ahorro para cumplir con el mismo, de revisar que materiales están en buen estado, de conseguir personas para intercambiar libros y guías de estudio.

Los hijos de Juan han adquirido, desde pequeños, el hábito de cuidar los útiles escolares, de usar todas las hojas de los cuadernos, no rayar ni maltratar los libros e intercambiarlos por los del próximo año escolar, ahorrar parte de la mesada para sus propias compras.  Estos niños ven como sus padres se turnan con los vecinos para llevarlos al colegio, con lo que ahorran combustible y tiempo.

La próxima vez que debamos abordar estos temas, recordemos que al hacerlo en la tranquilidad del hogar, como un tema más de los que conciernen a una familia, estamos aprovechando una gran oportunidad para sensibilizar a nuestros hijos respecto a la importancia del ahorro y la planificación y, para trabajar con ellos habilidades que les ayudarán en el futuro a tener finanzas personales sanas.

isabel.idarraga@gmail.com
Sígueme en Twitter @isabelidarraga