27/11/12

Llega un momento en que hay que buscar ingresos adicionales



Marisol y Fernando, recién casados, llegaron al matrimonio llenos de  ilusiones y planes para la formación de su propia familia. Entre los dos cubren los gastos de la casa y observan, con preocupación, como su capacidad de ahorro va mermando día a día. Estiman que, de seguir así, será muy difícil cubrir las necesidades de su hogar, construir un patrimonio familiar,  y dar a los hijos que quieren tener, la calidad de vida que han soñado. Es el momento de tomar acción y hacer algo al respecto.

Si, aún cuando se considera que se hace una buena administración del dinero, este no alcanza para cubrir las necesidades básicas, hay que revisar los egresos más importantes para identificar oportunidades de ahorro. Muchas personas dedican buena parte de su remuneración a la adquirir alimentos, mientras que otras usan un alto porcentaje al pago de deudas o préstamos. Habría que analizar, por ejemplo, que tipo de alimentos se consumen o que uso se le está dando a la tarjeta de crédito.

A pesar de la aplicación de medidas de reducción de costos, en muchos hogares se llega a situaciones en las que el dinero apenas alcanza para hacer frente a los gastos básicos y se han dejado de lado actividades, como el entretenimiento, por falta de presupuesto. Cuando esto ocurre, ha llegado el momento de buscar ingresos adicionales bien sea mediante un empleo mejor remunerado o la ejecución de actividades extraordinarias para generar entradas para el presupuesto.

Encontrar una mejor posición laboral es la opción más deseada, sin embargo, en las actuales circunstancias económicas, es la más difícil. Es recomendable emprender un oficio que se sume al empleo para obtener más efectivo. Esta opción puede nacer a partir de un hobby o  de un don natural como la repostería, la costura, la decoración de fiestas o el entrenamiento de perros. Es cuestión de revisar los talentos con los que se cuenta y ponerlos en acción para ganar dinero.

Una vez que identificados las capacidades, es imperativo hacer un pequeño estudio de mercado. Se puede consultar a familiares, amigos y compañeros de trabajo si comprarían esos nuevos productos o servicios para tener idea de la factibilidad del pequeño negocio. Si hay buenas perspectivas, habrá que llenarse de energía y ganas para el comienzo, el cual puede ser muy duro. Hará falta perseverancia y constancia para seguir trabajando en esta actividad después de salir de la oficina.

Marisol y Fernando han evaluado varias alternativas para producir dinero,  considerando las funciones que llevan a cabo en sus empleos y los oficios que conocen. Por el momento, han encontrado algo que les gusta hacer y para lo que se han preparado mediante varios cursos. Probarán con la fotografía de eventos sociales como bodas y cumpleaños. Pueden hacerlo en los ratos libres, juntos o por separado. Ahora, tienen que preparar una muestra de su trabajo para  hacer publicidad.

Sígueme en Twitter @isabelidarraga   
Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk