16/4/12

Identifica tus oportunidades de ahorro



Carlota está angustiada porqué este mes no ha podido pagar el condominio ni las clases que recibe Nora en casa y ya no queda dinero en la cuenta. Está consciente de que su esposo destina todos sus ingresos a cubrir las necesidades familiares  y que, cada vez, alcanza menos.  Piensa que es momento de tomar acción y llama a su amiga Mariela para que le explique cómo maneja las finanzas en su hogar y está dispuesta a imitarla ya que ha visto como logra excelentes resultados.

La mayoría de nosotros hemos pasado por momentos en los que el dinero no es suficiente y lo que en principio es una incomodidad, se puede convertir en una situación que genera desesperación cuando las deudas se acumulan y no hay recursos para pagarlas. Si estás en esta situación o presientes que vas hacia allá, es momento de analizar las alternativas que tienes: disminuir los egresos o aumentar los ingresos. Tomarás mejores decisiones si lo haces ahora antes de que el agua te llegue al cuello.

Para recortar gastos empieza por analizar tus hábitos de consumo con el objeto de reconocer que puedes reducir e incluso eliminar. Se sugiere comenzar por los rubros de mayor impacto dentro del presupuesto familiar como la renta o la alimentación. Si la hipoteca es muy alta, evalúa si con un anticipo de tus prestaciones sociales puedes amortizar capital y bajar considerablemente el monto de la cuota mensual. Revisa si estás siendo recursivo en el momento de hacer mercado.

Nuestros hábitos de consumo ocasionan la mayor parte de nuestros problemas financieros y, por consiguiente, al hacer cambios podemos obtener oportunidades de ahorro importantes. Esto está íntimamente relacionado con la adquisición de cultura financiera que potencie el buen uso que le damos a nuestro dinero. Acciones como desayunar en casa, llevar el almuerzo al trabajo, planificar las compras y no usar las tarjetas de crédito para compras no presupuestadas alivian  el presupuesto familiar.

Cuando determinemos las acciones a tomar no olvidemos informar a los pequeños de la casa. Ellos comprenderán rápidamente que sus padres están buscando formas de ahorrar para asegurar que en el futuro la situación económica de la familia mejore y colaborarán para que esto sea posible. Si, además,  conocen las metas financieras, sentirán mayor entusiasmo al considerarse parte de la solución y conocer que tienen la capacidad de poner su grano de arena.

Carlota, siguiendo el consejo de su amiga, está revisando los gastos familiares pues está consciente de que hay desvíos en las prioridades. Estudiará con Nora para suprimir las clases adicionales, se levantará más temprano para preparar el desayuno de su familia y solicitará a su esposo e hijos que laven los carros en casa. En un mes medirá resultados y si los ahorros no son suficientes, buscará una alternativa para generar ingresos adicionales aprovechando que sus hijos ya están más grandes.

Grupo facebook http://goo.gl/ZLbk